|15/09/20 02:38 PM

Saracco: "La demanda se mantiene pero la gente tiene miedo al contagio"

El presidente de la Federación Mendocina de Odontólogos habla sobre los cambios que impuso la cuarentena 

Por Redacción

Que nadie saldrá exento física, emocional y económicamente de esta prorrogada cuarentena por la pandemia de coronavirus es, dentro de tanta incertidumbre, una certeza que debemos digerir. Otro de los sectores que se han visto perjudicados son los odontólogos, ya que la gente, por miedo al contagio, no se hace atender. Además por las limitaciones de los profesionales que solo pueden atender urgencias

La realidad es que son muchos de los cambios que impuso la cuarentena solo representan una pausa, pero para la salud bucal resultan irreversibles.

Hay pacientes de riesgo que necesitan una consulta cada tres meses, otros que la necesitan de forma semestral, y otros que hace cuatro meses no reciben atención odontológica y tenían sus tratamientos en curso. Por lo tanto hay muchos problemas provisorios de esos procedimientos que no se pueden sostener mucho más. Ya que solo se les permite atender urgencias.

Según Gabriel Santiago Saracco (53), presidente de la Federación Odontológica de Mendoza, han sufrido una disminución en la atención de casi un 70%.

El profesional de la salud explicó que una las razones es el temor de los pacientes a posibles contagios "por lo que tratan de no asistir a los consultorios si no es por una emergencia", apuntó.

Además marcó el aumento del precio de los insumos y la inversión que "debemos realizar para cumplir con las estrictas condiciones de higiene". Y el hecho de que no todas las prácticas están permitidas: "Por ejemplo no podemos hacer implantes", dijo Saracco. En términos médicos, "no podemos realizar ningún tipo de práctica considerada como aerolización", por lo cual ni él ni sus colegas pueden utilizar el torno.

 

 

Medidas de prevención de los odontólogos en Mendoza durante la pandemia 

  • Camisolín, sobre el ambo.
  • Cofia.
  • Barbijo. (preferentemente N95)
  • Gafas de protección.
  • Guantes de látex.
  • Pantalla facial de protección.

"En realidad la pandemia nos ha afectado porque el virus se contagia por vía oral. Por el aire. Por la saliva. Y hemos tenidos que equiparnos mejor para realizar los tratamientos. A esto le agregamos que nos hemos visto en la necesidad de realizar inversiones para las desinfecciones permanentes de los consultorios", amplió.

Saracco añadió que la pandemia por el coronavirus "también ha complicado los tiempos de las atenciones. Tanto del pre como del post tratamiento. El costo de la hora de atención profesional se ha debido elevar. Porque nuestra estructura de costos ahora se ha elevado por lo que significa tener que prestar el servicio completo en tiempo de pandemia".

Actualmente en Mendoza, "hay unos dos mil odontólogos. Dentro de las instituciones ,como los círculos profesionales, unos 1.400. Por matrícula observamos unos 3.600 aproximadamente", actualizó.

El profesional de la salud acotó que "en realidad la demanda odontológica se mantiene pero los pacientes tienen miedo por el coronavirus. A esto se le añade que algunas obras sociales no se hacen cargo de los tratamientos y otras sí".

 

 

Miedo al contagio

Según Saracco "a nivel nacional, desde la Confederación Argentina, vemos el mismo problema. Solamente estamos atendiendo urgencias. Actualmente recibimos unos 10 pacientes por semana. Antes, ese número de pacientes era el de un día".

También se han visto afectados los tiempos de atenciones. "Algunos tratamientos de 20 minutos se fueron a unos 40 minutos. Y los de 40 a casi una hora y media".

Sobre los cuidados que han debido tomar los odontólogos en Mendoza, ante la pandemia por el coronavirus, argumentó que "el consultorio ahora se transformó en una suerte de quirófano. Por cuidado personal del profesional y también del paciente".

La idea es que nos permitan hacer la mayor cantidad de prácticas posibles. Ahora estamos haciendo solamente urgencias. Si el Ministerio nos pudiera habilitar el nomenclador, a otros tratamientos, sería muy bueno. Ahora no podemos utilizar mucho el torno porque eso hace que el virus quede más tiempo en el aire. Y tampoco nos estaríamos cuidando nosotros. Eso además no está cubierto en el seguro de praxis con el que contamos», citó.

"Un implante hoy no se puede hacer porque no está habilitado", señaló Saracco reforzando la imagen del escenario que viven los odontólogos en Mendoza en tiempo de pandemia.

Hoy en los consultorios odontológicos no se considera la terminación del DNI de los pacientes. "Cuando el paciente está a más de cinco kilómetros se les envía el turno por mail para la circulación", agregó.

 

Fotos Carlos Fernández

 

Pedido de disminución en los impuestos

"Pero teniendo en cuenta todo esto que estamos analizando, a groso modo, podría afirmar que la rentabilidad de los odontólogos ha caído más de un 60 y hasta un 70 por ciento. En el caso de algunos colegas más, porque casi no están trabajando", alertó el odontólogo mendocino.

Saracco también informó que vienen realizando pedidos para tener un alivio en las tributaciones, tanto provinciales como nacionales. "Hemos solicitado disminución en los impuestos y por el momento no hemos tenido respuesta. Tanto a nivel nacional como provincial".

Y agregó "que el monotributo se nos posponga en este tiempo hasta que se acomode el sector. Y después que tengamos un plan de pago para ponernos al día", cerró.