|06/09/20 04:14 PM

San Martín no dio lugar al reclamo de exfuncionarios

Un grupo de extrabajadores de la gestión de Jorge Omar Giménez, reclamaban al Municipio el pago por “vacaciones no tomadas

Por Redacción

Frente a la presentación que realizó un grupo de exfuncionarios de Jorge Omar Giménez, en la que le reclama al Municipio de San Martín el pago por “vacaciones no tomadas” y a petición del intendente Raúl Rufeil, el Concejo Deliberante derogó la polémica ordenanza 1703/99 que habilitaba a los exfuncionarios a realizar el inédito reclamo.

La secretaria de Hacienda, Elisabeth Crescitelli, aseguró que "en San Martín y en medio de la pandemia, hay otras prioridades en qué invertir y, justamente, no es pagar vacaciones a exfuncionarios".

Hay que recordar que el reclamo fue realizado por unos 25 exfuncionarios de la anterior gestión que presentaron a la Comuna el pedido del pago de “vacaciones no tomadas”, montos que varían entre los 50.000 y los 140.000 pesos por cada uno de ellos.

La posición del Municipio es, por supuesto, priorizar el bien común, el general por sobre lo particular y consideramos que no están dadas las condiciones legítimas, para una verificación exacta de los días trabajados durante el año, para así poder ejercer el derecho de cobro de vacaciones”, dijo Crescitelli.

En ese contexto y con los dictámenes de la Asesoría Letrada y la Secretaría de Hacienda, el intendente Raúl Rufeil elevó al Concejo Deliberante el pedido para que la ordenanza que habilitaba el reclamo fuese finalmente derogada.

La votación fue corolario de la extensa sesión en la que se atendió la iniciativa del Ejecutivo municipal y la votación final por la derogación del régimen de vacaciones de funcionarios fuera de escala resultó con 8 votos a favor y 4 en contra del Frente de Todos - PJ.

 

Palabra del presidente del Concejo Deliberante

Daniel Llaver, presidente del Concejo observó, desde su banca de concejal del Frente Cambia Mendoza – UCR que "nuestro deber es darle una señal clara a la sociedad; estamos debatiendo la magnitud de los sueldos, la escasez de los recursos y surge esta situación que es inédita. Lo que se trata acá es ver si una norma es buena o es mala y vemos que va a perjudicar a las arcas del municipio y para lo único que ha servido es para proteger a los funcionarios. Honestamente y a título personal creo que no es necesario que se haga una norma que regule las licencias de los funcionarios".