Mendoza, Argentina
Mendoza, Argentina

|16/07/20 08:22 AM

Mendoza estudia implementar una cuarentena modulada por la crecida de contagios

Se trata de un sistema de administración de la enfermedad que fue aplicado de manera exitosa en Uruguay y que busca evitar cuellos de botella en las infecciones

Que la situación se ha complicado los últimos días en la provincia de Mendoza, nadie lo duda. Es que el martes de esta semana nuestra provincia tuvo el récord de contagios registrados con 44 casos positivos.

Esto encendió las alertas, no solo entre los mendocinos de a pie, sino principalmente entre aquellos que tienen la responsabilidad de cuidar nuestra salud, es decir, las autoridades del gobierno de Mendoza.

Es por eso que Rodolfo Suárez, junto con las autoridades sanitarias y los intendentes, estudian la estrategia a seguir y si habrá nuevas restricciones. Por los pasillos de Casa de Gobierno se escucha mucho por estas horas un sistema aplicado en algunas provincias y también en el Uruguay; el modelo tipo on/off o cuarentena modulada.

Si finalmente se implementa, sería un significativo cambio en la estrategia de cómo tratar la enfermedad. Básicamente sería pasar al nivel de admitir que la enfermedad en algún momento va a circular, que el virus no se puede contener y es mejor tener el mayor control posible en lo que tiene que ver con los contagios y la ocupación de las camas de internación.

 

El modelo on/off

Esta nueva administración de la cuarentena sería aplicada pensando en las implicancias económicas que tendría un martillazo como fue aplicado en el Área Metropolitana de Buenos Aires hace unas semanas. Ya no se puede volver a un aislamiento estricto porque la población simplemente no lo cumpliría.

¿De qué se trata el modelo on/off que se está estudiando por estas horas en el cuarto piso?

Es una cuarentena modulada, en la que en algún momento puede tener un relajamiento de las restricciones, que será determinada por las autoridades, y cuando se detecte que hay un aumento en los contagios y en las internaciones en los hospitales nuevamente se aplicarían medidas restrictivas.

Hospital Lagomaggiore.

El modelo on/off propone que prácticamente de manera permanente se estén dando estos 'aflojamientos' y después los ajustes para volver a la situación original.

Básicamente es como una canilla de agua que se abre y se cierra; cuando sale el líquido, la gente puede volver a salir a los trabajos e incluso a las reuniones familiares. En cambio cuando se cierra, todos quedan en su casa.

La finalidad de este sistema es que no se produzcan cuellos de botella con la cantidad de infectados y de internados para poder administrar la enfermedad.

 

Las medidas que se tomarían

Sin duda que por estas horas hay dos actividades que se encuentran en estudio, la primera tiene que ver con las reuniones familiares que cuando fueron habilitadas se habilitaron se podían realizar sábados, domingos y feriados y luego fueron acotadas a los domingos de 11 a 19.

La otra es cortar con el turismo interno como ya lo hizo Malargüe y San Rafael, esto significaría prácticamente un golpe letal para la alicaída actividad.

Turismo interno en estudio.

 

El caso uruguayo

Uno de los verdaderos casos de éxito frente a la epidemia de coronavirus fue la estrategia sanitaria utilizada en Uruguay. En ese país se aplicó como primera medida un aislamiento estricto de unos 14 días muy parecido al argentino y luego se mutó a esta cuarentena modulada.

Según el director general de la Salud Miguel Asqueta, "este virus va a circular. Hagamos o no medidas de aislamiento, nos quedemos o no en nuestras casas (que nos vamos a quedar), más tarde o temprano, aunque tomemos cualquier determinación social, sanitaria, económica y demás, el virus va a circular", explicó durante el debut de la medida en el mes de abril.

El modelo que tiene el objetivo de modular el avance de la pandemia para que no haya cuello de botella con muchos infectados y muchos internados.