Mendoza, Argentina
Mendoza, Argentina

|22/05/20 10:14 AM

La llegada del virus por la frontera: el mayor peligro para Mendoza

Según los datos registrados, en la provincia pasaron más de 40 días para pasar de 41 a 83 casos de coronavirus registrados. La palabra del doctor Rubén Cerchiai

Parece que la provincia de Mendoza vive un buen panorama con respecto a la pandemia que afecta a gran parte del mundo: el coronavirus.

Es que en esta provincia cuyana se llevan más de 40 días sin duplicación de casos y es por eso que las autoridades y los integrantes del Comité Epidemiológico destacan que en Mendoza no hay circulación comunitaria del virus.

A este dato hay que agregarle que los contagios esporádicos que se han ido conociendo en las últimas semanas, tienen que ver con casos importados. Por ejemplo, el último registrado el jueves 21 de mayo se trata de un hombre que vino desde la República de Chile y fue diagnosticado con COVID-19 positivo mientras realizaba la cuarentena en un hotel de la capital mendocina.

 

¿Qué es la tasa de duplicación de casos?

Los especialistas indican que el tiempo de duplicación del virus es uno de los datos más importantes para poder medir el impacto de la enfermedad en la sociedad. Con este índice se puede establecer si las políticas implementadas por los gobiernos logran el objetivo de achatar la curva de contagios o si deben hacerse modificaciones. Es utilizado para indicar el tipo de cuarentena en los diferentes conglomerados urbanos argentinos.

En definitiva, el cálculo utilizado indica cada cuantos días se tarda en duplicar la cantidad de infecciones en función del ritmo de crecimiento.

 

El caso Mendoza

Mendoza atraviesa una realidad totalmente distinta a los demás conglomerados urbanos del país. Hace 40 días que no se duplican los casos y el mayor riesgo es el ingreso de una persona infectada que no cumpla con los protocolos sanitarios.

Por estos índices que se han tomado las últimas medidas de relajamiento del aislamiento social, preventivo y obligatorio; como por ejemplo, el permitir las reuniones de las familias durante los fines de semana y feriados.

El director de epidemiología de Mendoza, Rubén Cerchiai, aseguró a El Ciudadano que la situación es más que buena. "Si se respetan las normas que ha dictado el gobernador,  va a ser una buena oportunidad para medir que la población adhiere a las recomendaciones. Y si todo cumplen no debieran haber mayores problemas".

"Tenemos que retrotraernos prácticamente 40 días para que se haya duplicado el número de casos, lo cual de alguna manera y si bien es algo empírico, nos da mucha tranquilidad al no haber certificado una trasmisión comunitaria".

Rubén Cerchiai, jefe de Epidemiología.

"Ahora tenemos 83 casos y si nos retrotraemos hasta cuando teníamos 41 o 42 casos, ya han pasado más de 40 días. Eso demuestra que no estamos bajo riesgo", indicó.

El especialista contó que el principal riesgo está fundamentalmente en el ingreso de personas desde otros lugares que si estén infectados. Hay que tener en cuenta que Mendoza es un lugar de tránsito de muchos camiones de carga que tienen permitido circular por el corredor bioceánico.

Aunque Cerchiai hizo una advertencia: "No nos vamos a poder relajar, lo que podemos hacer es flexibilizar el período de cuarentena; pero no deberíamos relajarnos. Tenemos que seguir manteniendo la distancia de seguridad, las medidas de higiene correspondiente, el lavado de manos, el uso de barbijo o tapabocas; para disminuir el riesgo de contagio".

 

El último contagio registrado

Se trata de un mendocino que estaba desde hacía varias semanas en la República de Chile y regresó a la provincia a través de un viaje particular.

Cerchiai contó que esta persona declaró su ingreso a la provincia y cuando llegó a la Ciudad quedó en cuarentena en un hotel. "No fue un ingreso clandestino, sino que viajó con un primo a través de un sistema remisería y fue aislado. Con el paso de los días este hombre presentó síntomas y luego confirmado que estaba infectado".