|09/06/21 04:23 PM

Cómo proteger a tu familia de intoxicaciones por monóxido

Este gas tóxico y silencioso puede ser letal. Te dejamos consejos para evitar accidentes por su inhalación

Por Redacción

El monóxido de carbono (CO) es un gas tóxico que se emana como subproducto de electrodomésticos que puede producir la muerte de forma silenciosa, ya que no tiene color, sabor, ni olor. Es por eso que en la época de bajas temperaturas se renueva la recomendación para no utilizar, hornallas como alternativa para calefaccionar los ambientes.

La Dirección de Defensa Civil recuerda extremar los cuidados por lo que aconsejan que un gasista matriculado verifique artefactos e instalaciones y limpie los calefones.

El monóxido de carbono es un gas altamente tóxico para las personas y los animales, que se genera por combustiones deficientes de sustancias como gas, gasolina, querosene o carbón. Es sumamente peligroso porque es casi imperceptible, ya que no tiene color, olor ni sabor y no irrita las mucosas.

Entre las señales que pueden hacer sospechar la presencia del CO en el ambiente, están: la llama de color amarillo o naranja en lugar de azul normal. Esto es producto del carbono libre en estado de incandescencia, así como la aparición de manchas, suciedad o decoloración de los artefactos, en sus conductos de evacuación o alrededor de ellos.

Por este motivo, siempre hay que mantener ventilados los ambientes de la vivienda y apagar la estufa o artefactos antes de ir a dormir.

Las personas que presenten algún síntoma de intoxicación deben llamar al 911 y asistir al centro asistencial más cercano.

 

Causas que generan el monóxido de carbono (CO)

  • Insuficiente ventilación del ambiente en donde hay una combustión.
  • Instalación de artefactos en lugares inadecuados.
  • Mal estado de los conductos de evacuación de los gases de la combustión, desacoplados, deteriorados o mal instalados.
  • Quemador de gas con la entrada de aire primario reducida.
  • Acumulación de hollín u otro material en el quemador.

 

¿Cómo prevenir un accidente por inhalación de monóxido de carbono?

  • En lugares cerrados, mantené siempre una ventana abierta.
  • Revisá una vez por año los artefactos de combustión de tu casa con un gasista matriculado. Hacelo preferentemente durante el invierno, cuando más se utilizan estos artefactos.
  • Chequeá que la llama de gas sea azul. Si es amarilla o anaranjada, puede haber presencia de monóxido de carbono.
  • Limpiá las hornallas para que los alimentos no obstruyan los quemadores y generen una mala combustión.
  • Si tenés red de gas natural, en las habitaciones las estufas deben ser de tiro balanceado.
  • Si usás gas envasado, como garrafa o cilindro, la ventilación de la habitación debe estar a la altura de los pies.
  • No instales calefones o estufas en baños o espacios cerrados.
  • Si tenés un detector de monóxido de carbono instalado, chequeá que siempre esté activo.

 

¿Cuáles son los artefactos del hogar que pueden expulsar monóxido de carbono?

Todo artefacto que use material combustible puede quemarse de manera deficiente y generar monóxido de carbono. Alguno de estos artefactos son:

  • Calefones, termotanques, calderas
  • Estufas, braseros, salamandras
  • Cocinas, anafes, calentadores, parrillas a leña o carbón, hornos a gas o leña
  • Motores de combustión (vehículos, motosierras o generadores eléctricos).

 

¿Cuáles son los síntomas de intoxicación por monóxido de carbono?

  • Debilidad
  • Cansancio
  • Sueño
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Dolor de pecho
  • Aceleración del pulso

 

¿Qué hacer frente a una intoxicación?

Ante la sospecha de intoxicación por monóxido de carbono, retire a los afectados del ambiente contaminado hasta un lugar donde puedan respirar aire limpio y fresco, además de llamar al médico de inmediato.

Si es posible, procure abrir puertas y ventanas, así como apagar la fuente emisora de monóxido de carbono.