|02/02/21 01:33 PM

Suarez respaldó la presencialidad en el inició del Ciclo Lectivo 2021

El Gobernador volvió a destacar que el retorno a las aulas en Mendoza será el 1 de marzo

Por Redacción

El gobernador de Mendoza Rodolfo Suarez encabezó este martes el acto de Inicio del Ciclo Lectivo 2021 y reiteró que en  las clases comenzarán con presencialidad el 1 de marzo.

En el evento, que se realizó en el Auditorio Ángel Bustelo, estuvo presente el director general de Escuelas, José Thomas; el vicegobernador Mario Abed; el presidente de la Cámara de Diputados, Andrés Lombardi, legisladores provinciales, y miembros del Honorable Concejo de Administración.

El encargado de abrir el acto fue el Gobernador quien brindó un discurso ante los presentes manifestó: “Gracias a la contribución de todos ustedes conseguimos que el hecho educativo nunca se haya detenido en Mendoza”, destacó el mandatario provincial durante el acto de apertura del ciclo lectivo 2021.

“Que nuestras niñas, niños y adolescentes hayan seguido teniendo ininterrumpidamente la posibilidad de seguir recibiendo contenidos escolares y contención afectiva. La posibilidad de que nuestros chicos hayan seguido aprendiendo a pesar de las difíciles circunstancias en que nos colocó la pandemia”, agregó el Gobernador.

 

Inicio presencial

Suarez indicó que el regreso a las clases en este 2021 será presencial e hizo una fuerte defensa de esta modalidad: "En Mendoza las clases comenzarán con presencialidad. En un modo diferente, ordenado, contemplando nuevas problemáticas, pero con la convicción de que es lo mejor para nuestros alumnos y sus familias y, por lo tanto es lo mejor para todos los mendocinos", manifestó .

Destacó que a final del año se pasado se hizo una prueba piloto que obtuvo muy buenos resultados: "Una parte de nuestras escuelas e institutos de formación superior abrieron sus puertas. Ese fue un paso enorme, cuya valiosa experiencia anima la continuidad que deberemos darle al nuevo ciclo lectivo", indicó.

Asimismo, señaló que "la presencialidad es una de las alternativas más sólidas para soslayar la brecha y la inequidad social y educativa, o al menos para no profundizarla en tiempos de crisis y pandemia. Postergar el regreso de esta modalidad es mucho más que relegar el futuro" y resaltó que no retornar a las aulas provocará "un daño de consecuencias irreparables para el conjunto de la sociedad".