Mendoza, Argentina
Mendoza, Argentina

|11/05/20 09:57 AM

Reclaman ante el INADI la inclusión al beneficio del IFE

Muchos profesionales aún no pueden reanudar sus actividades y, por realizar sus aportes a cajas privadas, se les niega la ayuda económica que otorga el Estado nacional. Kinesiólogos advierten un sector en crisis y desde la Caja de la Salud de Mendoza denunciaron este acto "discriminatorio"

A raíz de la cuarentena obligatoria que comenzó a regir el pasado 20 de marzo en el país, varios sectores vieron paralizadas sus actividades.

Si bien, de manera progresiva, se han ido exceptuando algunos rubros, otros tantos hasta el momento no pueden ejercer su trabajo. Tal es el caso de los kinesiólogos, que reclaman con insistencia al Ministerio de Salud para poder continuar con los tratamientos en sus consultorios particulares, al igual, por ejemplo, que los odontólogos o algunas especialidades médicas. 

La cuarentena y el panorama crítico para kinesiólogos

Y además del planteo recién mencionado, un grupo de kinesiólogos insiste con la posibilidad de la libertad jubilatoria, lo que implicaría dejar de aportar de manera obligatoria a la Caja de Salud y hacer sus aportes a la ANSES. 

En diálogo con El Ciudadano, el kinesiólogo Esteban González manifestó que, debido al destino de sus aportes, muchos profesionales afiliados a la Caja que actualmente se encuentran parados, debido a las restricciones sanitarias, no pueden acceder al beneficio del IFE (Ingreso Familiar de Emergencia).

"No solo que estamos obligados a pagar a ese sistema provisional, sino que la primera medida que toma la Caja a horas de decretarse el aislamiento preventivo social y obligatorio, es cortar la línea de préstamos. Es decir, que lejos de brindar seguridad social, que para eso fue creada, lo que hace es lavarse las manos", apuntó González.

Volviendo a los créditos otorgados por le Gobierno, indicó que "muchos profesionales que podrían haber recibido, por su categoría de monotributista y porque cumplían con ciertos requisitos, el IFE, fueron denegados por ANSES, porque sus aportes son a una caja privada y no al sistema previsional nacional".

Aseguró que se trata de un reclamo que no solo realizan kinesiólogos, sino profesionales de las once actividades de la salud que se encuentran nucleadas en la Caja. 

"La situación es verdaderamente desesperante. Por parte de los kinesiólogos, no hemos podido todavía volver a trabajar. Solamente están trabajando los colegas que se especializan en la rama cardiorrespiratoria, que están trabajando en la primera línea de la trinchera, en la batalla contra el coronavirus, pero los que trabajamos en consultorios, que es un grandísimo porcentaje, no hemos podido retornar a nuestra actividad, por lo tanto, no tenemos ingresos desde el 20 de marzo", finalizó González.

Un aporte obligatorio por ley

A raíz del reclamo, fue oportuno dialogar con el presidente de la Caja de previsión para profesionales de la salud en Mendoza, el doctor Félix Eduardo Nallim

El doctor Félix Eduardo Nallim es el actual presidente de la Caja de Previsión para profesionales de la Salud en Mendoza.

En primer lugar, remarcó que el sistema previsional fue creado en el año 1999, por la Ley 6.728, y es constitucional. "Por ley, tienen que aportar (a la Caja). No es un capricho de nosotros, que todos los profesionales de la salud, que tienen actividad en forma privada, deben aportar mensualmente a la Caja, de acuerdo a la categoría a la que pertenecen, que está determinada por la cantidad de años en el ejercicio de la profesión", enfatizó Nallim.

Reclamo al INADI

Además, indicó que muchas veces por "desconocimiento o ignorancia" se le reclama a la Caja sobre decisiones tomadas por el Gobierno nacional, "como es el caso del IFE. El viernes pasado (8 de mayo), quien les está hablando -dijo el doctor- hizo una presentación al Instituto Nacional contra la Discriminación (INADI), porque la ANSES ha rechazado las solicitudes a percibir este beneficio, diciendo que aquellos que pertenecen a una caja jubilatoria por su profesión, no tienen derecho al mismo, siendo monotributista de la categoría A y B, lo cual, es una actitud sumamente discriminatoria".

Remarcó que la imposibilidad de acceder a este tipo de ayudas sociales los excede, debido a que son decisiones y restricciones tomadas por el Estado nacional.  

Créditos especiales

Debido a la pandemia y para hacerle frente a la economía en crisis, el presidente de la entidad comentó a El Ciudadano que se está brindando una asistencia financiera para aquellos que debieron discontinuar sus tareas laborales

Entre las medidas dispuestas, se puede mencionar la prórroga de vencimientos de aportes, la ayuda en la compra de equipos de protección personal y préstamos, a sola firma, de hasta $50.000 para profesionales activos, entre otras.

Respecto al préstamo, "es un crédito blando para que todos nuestros afiliados que están al día, incluso los recién ingresados a la Caja, los profesionales jóvenes, con solo tener seis meses de su cuota pagada al mes de febrero, van a poder acceder al mismo", finalizó el doctor.