|29/11/21 02:46 PM

Proyecto para regular la eutanasia: en qué consiste

Se trata de la Ley de 'Buena muerte', presentada por Alfredo Cornejo y Jimena Latorre. La diputada sostuvo que “no es una ayuda al suicidio de parte del Estado"

Por Redacción

El pasado viernes, los diputados radicales Alfredo Cornejo y Jimena Latorre presentaron un proyecto de ley para poder regular la "buena muerte" y la eutanasia.

"Se debería ver la regulación del derecho totalmente separada del paternalismo religioso y, en este caso, también del paternalismo médico. Estamos hablando del reconocimiento de derechos que la Constitución consagra y garantiza el derecho a la vida, a la salud, tanto física como psíquica y también bienes jurídicos protegidos, como la dignidad, humanidad y la autonomía de la voluntad", explicó Latorre en FM 91.7.

Y remarcó que "el reconocimiento del derecho no significa que haya una obligación de su ejercicio, es decir, si quienes amparados en sus convicciones filosóficas, axiológicas o religiosas no compartan estas prácticas, tienen todo su derecho de no solicitarlas, no recurrir a ellas". 

 

'Buena muerte'

Tal como su nombre lo indica, la legisladora indicó que el objetivo de la normativa es darle la posibilidad a cada padeciente de solicitar licencias médicas para morir

A modo de ejemplo, señaló que podría acudirse a ella en casos donde la persona atraviesa una enfermedad grave, irreversible, que cause limitaciones en su vida o no tenga posibilidad de mejoría. 

"El contexto está vinculado con la imposibilidad de que esto sea compatible con la dignidad humana. Dignidad humana entendida como un concepto subjetivo, cuya valoración depende de cada titular del derecho. Nadie mejor para decir qué es digno o indigno en cada caso que el titular del derecho, el padeciente", sostuvo.

No obstante, alertó: "Esto no viene a sustituir a la medicina, viene a reconocer derechos para los casos en que la medicina no tiene una solución”.

Por otro lado, señaló que el proyecto de ley también ampara a aquellos ciudadanos que no tengan la posibilidad de tomar por sí mismos la decisión de acceder a la eutanasia. 

"En principio, esto debe ser pedido por el titular del derecho", puntualizó Latorre, agregando que "en las personas que no están en condiciones, su familia puede manifestar la voluntad presunta, es decir, la voluntad que hubiese tenido o manifestado el que ahora está impedido, en caso que la conozcan cuál hubiese sido la voluntad del padeciente".

"En el caso de los menores incapaces, igualmente, padres, tutores o cuidadores pueden hacerlo. En el caso de los mayores de 16 años, ya tienen plena capacidad para emitir y manifestar su voluntad por sí mismos", marcó la diputada.

 

Cómo se definiría cada caso

El proyecto prevé una comisión médica de análisis en cada provincia, que estaría a cargo de los Ministerio de Salud. Cada equipo estaría integrado por siete miembros, entre médicos, psicólogos y juristas.

"En caso que estos dos miembros no se pusieran de acuerdo, decidirá el presidente de la comisión y, en caso que se le rechazara, también habría una instancia más que es que se analice en la comisión en pleno", informó la impulsora de la normativa.

Y extendió: “No es una ayuda al suicidio de parte del Estado o un desaliente para quienes padezcan enfermedades, por el contrario, esto viene a regular el derecho de quienes no tienen posibilidad y este ante enfermedades y padecimientos irreversibles". 

 

Cómo es el proceso de la eutanasia

La diputada mendocina explicó que, en cuanto al proceso, el proyecto contempla "suministrar una serie de drogas que están preparadas para que, justamente, sea una muerte sin sufrimiento. Esto depende también de acuerdo a cada patología, pero quedará sujeto a los protocolos que cada Ministerio de Seguridad determine".