Mendoza, Argentina
Mendoza, Argentina

|29/06/20 07:38 AM

Proyecto de ley de donante presunto de plasma para tratar enfermos de COVID-19

El diputado Jorge Difonso presentó la iniciativa con el propósito de que los pacientes recuperados aporten a la lucha contra la pandemia en Mendoza

Por Redacción

El diputado Jorge Difonso presentó un proyecto de ley para establecer el donante presunto de plasma a todos los pacientes recuperados de coronavirus.

El legislador explicó que en el marco de la búsqueda de una herramienta valiosa en la lucha contra esta enfermedad se busca establecer a través de la legislación que se considere como presunto donante de plasma a todos los que hayan logrado recuperarse.

Añadió Difonso: “En este escenario sanitario tan complejo, se hace necesario mitigar los efectos devastadores y las consecuencias impredecibles que puede traer la extensión del contagio de esta enfermedad en nuestra provincia en nuestro país”.

También se refirió el autor de la iniciativa que hasta que se cuente con una vacuna efectiva el plasma la aplicación de plasma, según ensayos clínicos, puede modificar el curso de esta patología en pacientes sintomáticos.

Jorge Difonso.

En los fundamentos que acompañan el proyecto de ley, Difonso sostiene: “En realidad, el método no es nuevo. En la década de 1950, cuando la epidemia de la fiebre hemorrágica asestaba un duro golpe a la sociedad argentina, se descubrió que el plasma (que podría describirse sencillamente como la parte líquida de la sangre) de convalecientes podía aplicarse en pacientes infectados para ayudar a sus anticuerpos a resistir la enfermedad”.

Con respecto a la forma en que funciona la aplicación del plasma sanguíneo de pacientes recuperados, aclaran que: “Es importante aclarar que los especialistas subrayan que se trata de una “inmunización pasiva”, lo que significa que el plasma no produce anticuerpos, sino que ayuda al organismo del paciente infectado a crearlos”.

“Además se apunta que en Estados Unidos, por ejemplo, un proyecto de la universidad Johns Hopkins reunió a 34 hospitales y universidades de 17 estados para hacer pruebas clínicas de plasma en pacientes de COVID-19. Colombia y el Reino Unido son otros países donde impulsan planes para estudiar la efectividad. Demás está decir las múltiples aplicaciones y con resultados de recuperación favorables, que se están produciendo en la Argentina”, apunta el proyecto en otro punto de los fundamentos.

Los pacientes curados de COVID- 19, han generado anticuerpos para combatirlo, y su plasma podría resultar útil en contagiados que no son capaces de generar una respuesta inmune contra el virus.

Difonso aclara que la ley incluye un protocolo para que quien no quiera donar por los motivos que sean puede manifestarse, sin embargo aconsejó que todos aquellos que hayan transitado la enfermedad y se hayan recuperado puedan ayudar a otros que no pueden generar los anticuerpos para combatirla.

En su articulado el proyecto también determima que las autoridades sanitaris de la provincia deberán disponer la creación del servicio de extracción de plasma para enfermos recuperados.