Mendoza, Argentina
Mendoza, Argentina

|22/06/20 05:34 PM

Proponen que los autos de San Agustín se destinen a personas con discapacidad

La iniciativa es de Ricardo Correnti que propuso que después de 4 o 5 años estacionados, los vehículos se reparen y vendan a la mitad de su precio a gente con movilidad reducida

Por Redacción

Luego del estremecedor incendio que se desató este viernes en la playa de secuestro de vehículos San Agustín y que afectó a unos 40 mil rodados, proponen que esos autos sean destinados a personas con discapacidad o movilidad reducida.

La playa, ubicada sobre la avenida Libertador del Parque General San Martín de Ciudad, aloja a unos 20 mil automóviles y motocicletas con pedido de secuestro o que están relacionados con medidas judiciales en la provincia.

El incendio del pasado viernes destruyó decenas de vehículos.

Ricardo Correnti dialogó con la radio Estación Zafiro y contó cómo surgió la iniciativa: "Esta idea se me ocurrió el año pasado porque cuando estuve como precandidato a senador le prometí a todas las personas con discapacidad que me iba a preocupar y ocupar sobre ellos y empecé a pensar de qué manera, y presentando muchos proyectos, entre ellos está el hecho de restaurar los autos de la Playa San Agustín y de todas las playas de los municipios de la provincia porque esos autos al llevar después de 20 años prácticamente están podridos o muchos de ellos no sirven", señaló.

"Sería importante cambiar la ley, para que los autos cuando ya hayan pasado 4 o 5 años, las personas no los van a poder retirar, porque si no lo retiraron y pusieron los papeles en condiciones en 4 o 5 años, ya después no lo van hacer. Entonces que esos autos, por los mismos titulares sean donados para las personas con discapacidad o con movilidad reducida para que puedan tener un vehículo a cambio de que se les perdone la deuda de patentes y de la deuda de la salida de la playa, porque cada auto que está en la playa va generando deudas todos los meses. De esa manera dejarían de pagar la deuda que tienen y donarían ese vehículo", señaló Correnti.

Consultado sobre qué ley es la que hay que cambiar para llevar a cabo su proyecto, el hombre indicó que se trata de "la ley de que los autos no pasen 30 años en la playa San Agustín porque ya después muchos de ellos ya no sirven o están podridos. Entonces, antes que pasen 5 años, que esos autos puedan ser utilizados para las personas con discapacidad".

En relación a si el proyecto sería para las personas que están con discapacidad de insolvencia, Correnti manifestó que "tendría que ser más que nada para la gente que no tiene muchas condiciones para llegar a tener un auto y esos autos podrían venderse a las personas con discapacidad a mitad de precio o darle alguna facilidad de pago". Y continuó:"Podrían ser restaurados en talleres multifuncionales con personas con discapacidad, que trabajen para restaurar esos vehículos y asesorados por mecánicos, chapistas, pintores, tapiceros, que les enseñen a las personas con discapacidad a restaurar esos vehículos que podrían tener una ganancia y aprender un oficio"

Por último, aseguró que “Los costos serían mínimos porque lo que hace falta es tener un galpón con dos baños, y en realidad muchas herramientas podrían ser donadas y los autos cuando se vendan con ese dinero se les podría pagar los sueldos a las personas con discapacidad que estuvieron restaurando los vehículos y también con ese dinero que sobra se podrían fabricar sillas de ruedas automáticas para que las personas con discapacidad puedan movilizarse”.