|29/07/21 03:13 PM

Presencialidad absoluta: incertidumbre ante la falta de protocolos

Desde el 2 de agosto, alumnos del nivel inicial y hasta los de tercer grado, volverán sin la modalidad de burbujas. Padres y docentes reclaman más información

Por Redacción

El Gobierno determinó que a partir del próximo lunes, los estudiantes de nivel inicial y primario, hasta tercer grado, volverán a la presencialidad absoluta. Si bien la noticia fue bien recibida, padres de estudiantes y docentes de algunos establecimientos reclaman más información y aseguran que hay escuelas que no están en condiciones de recibir a todos los alumnos y mantener las medidas vigentes para prevenir contagios por COVID-19.

El gobernador Rodolfo Suarez informó, este miércoles, que se viene un segundo semestre diferente en materia de educación. Luego del receso invernal, docentes y directivos fueron los primeros en volver a las escuelas, para desarrollar las jornadas institucionales.

A partir del próximo lunes, alumnos de nivel inicial (4 y 5 años) y primario (hasta tercer grado), tendrán clases con presencialidad absoluta. El resto de los estudiantes, en tanto, seguirán con el esquema desarrollado en la primera mitad del año, es decir, por burbujas. 

"Con el resto de los niveles primarios, secundarios y superiores, evaluaremos la situación epidemiológica durante el mes de agosto para ir tomando decisiones", indicó el mandatario, a través de su cuenta de Twitter.

Según indicó en FM 91.7 Graciela Orelogio, subsecretaria de Educación, optaron por este grupo etario porque "tiene menor cantidad de contagios y mayor complejidad para la virtualidad".

"El año pasado fue muy duro desde lo emocional. Los chicos estuvieron desconectados prácticamente todo el año de la escuela presencial, no de los docentes. El trabajo que hizo el equipo docente el año pasado fue maravilloso. Pero sabemos que la presencialidad para los más chicos es irremplazable", remarcó la profesional. 

 

Reclaman falta de comunicación

Si bien se trata de una buena noticia para los más chicos, que resulta también esperanzadora para el resto de los estudiantes, surgió cierta controversia.

Considerando que se tomaron tres días para delinear el futuro educativo, directivos criticaron la forma en que fue informada la última decisión.

"El sentir de los docentes es que no somos tenidos en cuenta. No somos valorados, a pesar de que siempre hemos actuado con profesionalismo y vocación, en beneficio de nuestros alumnos, adaptándonos a diferentes escenarios y situaciones", lamentó una educadora, que prefirió mantenerse en el anonimato, en diálogo con El Ciudadano.

Entre los puntos más importantes a analizar se destaca la diagramación de las aulas, que cuentan con 30 o más matrículas, por ejemplo. Según advirtió Suarez, se deberán cumplir de manera estricta los protocolos sanitarios y, uno de ellos, es la distancia social. 

"Hoy nos encontramos con que las familias solicitan información sobre cómo serán las clases, a partir de la semana del 2 de agosto, y aún no tenemos memos o más precisiones. Solo tenemos el tuit del gobernador", agregó la docente.

Frente a este escenario, varias escuelas ya emitieron comunicados a las familias, pidiendo paciencia hasta tener clara la nueva modalidad.

La profesional criticó, además, que esto podría haber sido evaluado con antelación, durante el receso invernal, al igual que el operativo de vacunación, para no dilatar el retorno de las clases.

A la espera de un nuevo comunicado, aquellos padres que tienen hijos en distintos niveles ya evalúan cómo coordinar los horarios familiares. En ese sentido, aseguran que se mantienen en un marco de incertidumbre y que aguardan ansiosos la información ya que deberán coordinar diversos aspectos no sólo desde el aspecto laboral, sino también del cuidado de los menores.