|21/01/21 12:04 AM

Piden que refuercen la atención de los adultos mayores

Consideraron que el personal dedicado al servicio público de ese grupo etáreo es escaso en Mendoza.

Los adultos mayores, que representan a uno de los grupos etáreos que más han sufrido los efectos de la pandemia por el coronavirus, fueron el centro de distintos reclamos y sugerencias, para su buen trato público, ante la dirección que representa Aldo Sáez (foto).

 

 

En una reciente reunión en la que recibió a representantes de la flamante organización mendocina, Adultos en Acción, AeA, el funcionario atendió el pedido para que intermedie en el refuerzo de personal para la atención en la filiales locales de la Administración Nacional de la Seguridad Social, ANSES.

En ese sentido la explicación rondó en torno a que los adultos mayores de Mendoza necesitan una mejor atención de parte de los empleados públicos en esa repartición por considerar que es escasa al momento de solicitar turnos o simplemente para realizar otros tipos de trámites clave para los jubilados.

En tono enérgico, desde AeA reclamaron que se afecte a empleados públicos de otras áreas con el fin de brindarles una mejor atención a los referidos vecinos de los departamentos de la provincia de Mendoza. 

 

 

“Alguna respuesta debe haber, si no, que las autoridades que no puedan solucionar esto tan básico que den un paso al costado”, marcó el comunicado de la organización que coordina Gabriela Figueroa.

De manera similar apuntaron que “otro de los organismos nacionales que están en el ojo de la tormenta es el PAMI, que sólo ha firmado 4 convenios con geriátricos cuando los geriátricos de Mendoza son más de 300. El PAMI tiene médicos que firman recetas sin revisar a los pacientes y esto se está convirtiendo en algo muy peligroso, ya que reiteran recetas automáticamente”, alertaron.

Y agregaron: “Si el PAMI no tiene geriátrico propio, que haga las gestiones para que los adultos mayores puedan atenderse en otros geriátricos y además que disponga de instituciones para que traten el tema de la salud mental, y más durante o después de la pandemia”, señalaron desde la entidad de reciente formación.

 

 

AeA, representada en esta oportunidad por Gabriela Figueroa, Nancy Concatti, Rubén González, Lila Levinson, Delia Escobar, Marisol Bustos y Eduardo Zabatarelli, se entrevistaron con el titular de la Dirección de Adultos Mayores, Aldo Sáez, quien acompañado por Alicia Mingorance dialogaron sobre las campañas de prevención que está llevando esa repartición dependiente del Gobierno de Mendoza.

No solamente para mejorar el trato de los mayores mendocinos sino también “para prevenir los delitos que se producen por teléfono cuando atienden y del otro lado les afirman ser familiares los que les piden ahorros bancarios”. 

Además, “el licenciado Aldo Sáez comentó que está avanzado en un proyecto para que se incluya en la currícula de salud el tema del trato de adultos y un pedido a la Universidad Nacional de Cuyo para que se reabra la Residencia de Gerontología”, informó Figueroa.

 

 

“AeA es una movimiento -creado hace unos tres meses en Mendoza- que tiene como fin defender los derechos de los adultos mayores en la provincia”, explicó la dirigente.

Durante 2020 uno de los episodios que más sobresalieron ante la opinión pública nacional contra el trato que recibieron los adultos mayores fue cuando en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se les prohibió el derecho de poder salir de sus casas en un claro acto de discriminación y segregación. 

En ese momento, una de las organizaciones que rápidamente salió con firmeza en defensa de ese grupo etáreo fue la Asociación Gerontológica Argentina, AGA, presidida también por un mendocino, el médico Félix Nallim, además titular de la Caja de la Salud Mendoza.

 

 

En Mendoza se cuentan actualmente más de 300.000 personas mayores de 60 años, según la información bajo el gobierno de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas de Mendoza, DEIE.