|17/06/21 11:44 AM

Piden clases virtuales por las bajas temperaturas en Mendoza

El reclamo fue presentado por el SUTE. Advierten que "con frío no se puede aprender" y que tanto estudiantes como docentes sufrirán consecuencias

Por Redacción

Dirigentes del Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (SUTE) solicitaron al Gobierno suspender la presencialidad en Mendoza, debido a las bajas temperaturas.

El requerimiento se basa, en parte, en que uno de los protocolos a cumplir en las escuelas es el de mantener la ventilación cruzada en las aulas, para prevenir los contagios de COVID-19.

Mirtha Faget, secretaria gremial del SUTE, indicó en diálogo con CNN Radio Mendoza que, además, la mayoría de los colegios carecen de buena calefacción: "Falta gas, falta de presión y de estufas en condiciones".

"Ante esta situación y las bajas temperaturas, le estamos exigiendo al Gobierno volver a la virtualidad", manifestó.

Proponen que esta forma de trabajo se extienda hasta que mejoren las condiciones climáticas.

En Mendoza el receso invernal educativo será del 12 al 25 de julio.

 

"Tanto nuestros estudiantes, como los trabajadores de la educación, van a sufrir las consecuencias", agregó la dirigente. 

Desde el sindicato impulsaron la campaña "con frío no se puede aprender", en la cual sostienen que el aprendizaje debe realizarse en "condiciones dignas".

La propuesta también comprende la garantía de conectividad para todos, para que no sea este un impedimento y desventaja para los sectores más vulnerables.

"Hasta que no se complete la vacunación y baje la curva de contagios, la presencialidad expone la salud y las vidas de miles", remarcaron desde el SUTE.

 

 

¿Por qué es necesario ventilar las aulas y espacios comunes?

Ventilar o renovar el aire del aula significa reemplazar aire interior por aire exterior (presumiblemente libre de virus).

El objetivo es reducir la concentración de posibles aerosoles contaminados, disminuyendo de manera simple el riesgo de contagiar y contagiarse.

La recomendación de ventilar se suma al uso de barbijo, distancia física y lavado de manos, dado que el riesgo disminuye cuantas más medidas de protección usemos.