|06/11/21 01:25 PM

Padres de la escuela de la joven abusada cerca del Hospital Central marcharon por justicia

Pidieron medidas de seguridad a autoridades provinciales y municipales. La victima presentó lesiones compatibles con abuso sexual, y el caso está siendo investigado

Por Redacción

En la mañana de este sábado, padres y alumnos del colegio de Guaymallén al que asiste la joven de 17 años que denunció haber sido secuestrada y abusada en una camioneta gris el lunes pasado se movilizaron para pedir medidas de seguridad ante la sucesión de ese y varios hechos similares. A propósito de la protesta, los presentes difundieron un comunicado pidiendo acción a autoridades del gobierno provincial y del municipio.

"Somos papas de  Alumnos de la escuela a la que asiste la alumna secuestra y violada, y después abandonada en las inmediaciones del hospital central. Estamos Inmersos de hechos de extrema  inseguridad (alumnos, padres, docentes, vecinos). Necesitamos que desde el Ministerio de Seguridad y el Municipio de Guaymallén se hagan presente y nos den una solución al tema. Tenemos un secuestro y violación, y varios intentos de ellos. Necesitamos que nos garanticen seguridad para que nuestros hijos/as pueda asistir a estudiar. Queremos que nos escuchen. Contacto 2615175763"

 

El caso de la joven secuestrada y abandonada cerca del Hospital Central

Cerca de las 23 del lunes 2 de noviembre, la menor llegó malherida y llorando a un bar de la calle San Martín para pedir ayuda. Según relató la encargada del negocio, tenía la cara muy lastimada, heridas en las manos y el pantalón desabrochado. Al incorporarse de un desmayo que sufrió producto del miedo y el estado de shock, dijo que dos hombres en una camioneta gris la habían raptado entrando al colegio y luego abusado sexualmente de ella.

"No se acordaba nada, solo que la agarraron del pelo un hombre grande y uno chico, pero que en la camioneta no se acuerda qué le hicieron. La largaron en el Hospital Central y desde ahí se vino hasta acá" reconstruyó la mujer que le prestó auxilio. "Decía 'es culpa mía', y yo le decía no es culpa tuya, no puede ser que las mujeres salgamos a la calle con miedo, o que si nos hacen algo es nuestra culpa. La verdad que me dolió bastante, porque podría haber sido otra chica que encontramos en un descampado en una vbolsa de basura, o en una foto en una marcha" reflexionó.

La denunciante fue trasladada al Hospital Luis Lagomaggiore, donde se constatró que presentaba lesiones compatibles con abuso sexual. La causa está a cargo del fiscal Darío Nora, quien inmediatamente solicitó el desgrabado de las cámaras de seguridad aledañas al Hospital Central para ver si se logra detectar la secuencia que describió la joven.