|24/06/20 04:18 PM

Monóxido de carbono: consejos para evitar intoxicaciones

Con la llegada del invierno y las bajas temperaturas todos comenzamos a utilizar estufas, garrafas, braseros y otro tipo de elementos para calefaccionar hogares. Acá los consejos para evitar accidentes domésticos y fugas de gas

Por Redacción

El fin de semana pasado comenzó el invierno en todo el país y durante esta semana en Mendoza comenzaron a registrarse bajas temperaturas. Por esto, en los hogares se empezarán a utilizar los elementos típicos para calefaccionar el ambiente como estufas, braseros, garrafas o salamandras.

La idea principal es transformar el frío en calor y que los días de menor temperatura no se sientan tanto pero también se pueden generar diferentes accidentes domésticos o lo que es peor, intoxicaciones por monóxido de carbono. Para esto te dejamos una serie de consejos a tener en cuenta para cuando se manipulen este tipo de artefactos.

Estufas

En el caso de las estufas los cuidados deben darse desde la misma instalación, para poder evitar fugas y es por eso que lo recomendable es llamar a un gasista matriculado:

  • Lo primero que se debe hacer es convocar a un gasista matriculado para la colocación y limpieza de las estufas, cocinas y calefones.
  • Las autoridades recuerdan que las hornallas y el horno no son adecuados para calentar los ambientes.
  • Para evitar accidentes, la instalación de los artefactos debe cumplir con las condiciones de ubicación, ventilación y evacuación de gases producto de la combustión conforme a Reglamentaciones Técnicas Vigentes (NAG-200, Disposiciones y Normas Mínimas para la ejecución de instalaciones domiciliarias de gas).
  • Impedir que los niños jueguen cerca del artefacto.
  • Las estufas de querosene deben encenderse y apagarse en el exterior de la vivienda.
  • No acercar material inflamable.

Braseros

Teniendo en cuenta que con este artefacto el peligro de incendio o problemas domésticos es mayor, desde Defensa Civil aconsejan no utilizarlo pero en el caso que no se pueda evitar o no se cuente con otro elemento para calentar, las recomendaciones son estas:

  • Encender y apagar braseros (al igual que las estufas de querosene) en el exterior de la vivienda. Sacarlos de funcionamiento a la hora de dormir.
  • Evitar quemar productos con abundante resina, ya que producen chispas y pueden ocasionar incendios.
  • La base del brasero debe ser de cemento, baldosa o chapa, para evitar incendios.
  • Siempre se debe mantener una abertura que permita el ingreso de aire así como salidas para los gases tóxicos al exterior.
  • No utilizar cáscaras de nuez, almendras, frutos secos o carozos. Se podrían utilizar en salamandras con salidas al exterior, ya que eliminan vapores tóxicos durante la combustión.

Garrafas

Respecto al uso de garrafas la precaución debe estar en la instalación. Por eso lo aconsejable es realizarlo en:

  • espacios ventilados
  • lejos de fuentes de calor
  • protegidas de la intemperie
  • fuera del alcance de los niños

Es recomendable que no este dañada ni tengo oxido y que el precinto de seguridad esté adherido a la válvula del envase. Si no cumple con esto, lo mejor es reemplazarla.

Otras recomendaciones

Por más exagerado que parezca, es importante tener mucha precaución a la hora de calefaccionar con estos elementos y es por eso que hay que prestar especial atención a los materiales que se usen para su correcta y segura instalación:

  • Utilizarla solamente en posición vertical.
  • Colocar tubos flexibles certificados para uso de garrafas. Los mismos están adecuadamente identificados y su vida útil es de 5 años. Nunca utilice mangueras de riego. Para instalarla, utilice solamente las manos. No use un martillo ni cualquier otro tipo de herramienta.
  • Evite la incidencia de corrientes de aire que puedan apagar la llama de los quemadores y producir una fuga de gas.
  • Cierre la válvula reguladora si no está usando el gas, especialmente al irse a dormir o cuando salga de su casa.
  • Controle periódicamente el estado de los artefactos a gas, de los tubos flexibles y de las abrazaderas.
  • Para chequear pérdidas, utilice agua jabonosa. Si observa la formación de burbujas es que hay una fuga de gas. Nunca use encendedores o fósforos para detectar una fuga.

Monóxido de carbono: un asesino silencioso

El grave problema del monóxido de carbono es que es incoloro, no tiene olor y es muy tóxico. Si presentás los siguientes síntomas podes llamar al 911 o acudir al médico más cercano: