Mendoza, Argentina
Mendoza, Argentina

|15/09/20 07:39 AM

Mil horas de ayuno de docentes para reclamar al Gobierno y al SUTE

Maestros y profesores del Frente Azul Naranja realizan una particular protesta pidiendo por paritarias, sueldos y el accionar del sindicato que los nuclea. Esa línea interna tiene apoyo  de otras entidades

Educadores de todos los niveles, modalidades de los sectores públicos y privados están en el cuarto día de las mil horas de ayuno, que llevan adelante como un modo de doble protesta; al gobierno por haber cerrado toda posibilidad de paritaria que atienda las paupérrimas cifras salariales que reciben los docentes de la provincia, además de reclamar por ese medio aguinaldo, no recibido aún. La otra parte de la protesta va dirigida directamente al corazón de la actual conducción del Sindicato Unido Trabajadores de la Educación (SUTE), por la inacción que se le atribuye en el estado de situación en el que se encuentran los trabajadores de la educación.

El tema del Gobierno es visible y similar a lo que está sucediendo con el resto de los trabajadores del Estado mendocino. Lo del SUTE, es parte de una fuerte interna que se cuela por el medio de un estado de precariedad que hoy padecen los docentes, por lo que nadie puede desviar la vista desde quienes los representan y los que pretenden representarlos desde el organismo gremial.

Las mil horas de ayuno se llevan a cabo en “toda la provincia desde el viernes pasado y culminan el próximo jueves, cumpliendo con todo protocolo sanitario que impera contra la pandemia de COVID-19”, aseguran los organismos sindicales CTA, CGT, Frente Azul Naranja del SUTE y SADOP.

 

“Visibilizar el conflicto de la educación y ninguneo del Gobierno”

El Ciudadano mantuvo contacto con quienes llevan adelante la medida. En primera instancia, dialogamos con el secretario general de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) Mendoza, Gustavo Correa, quien dijo: “Venimos desde el viernes 11, que recordamos a nuestros maestros y estaremos hasta el jueves 17, que es el Día del Profesor, llevando a cabo mil horas de ayuno. Es en toda la provincia con zonas cabeceras, donde están los docentes ayunando, como en San Rafael donde confluyeron educadores de todo el Sur provincial. El otro punto de convocatoria es la ciudad de San Martín, que abarca a todo el Este mendocino, mientras que los docentes del centro y Valle de Uco se aglutinan en Tunuyán”.

“En el microcentro están ayunando educadores que representan el Gran Mendoza, los mismos que cerrarán el circuito de las mil horas de ayuno de estos siete días. Todos, con la acción de visibilizar el conflicto que tenemos los trabajadores la educación y el ninguneo que recibimos por parte del Gobierno”.

Al referirse al modo de difundir la acción, detalló: “Para todo esto estamos utilizando todas las herramientas de la comunicación, como las redes sociales. También estamos solicitando que participen y acompañen todos los docentes de todos los niveles y modalidades, que compartan e interactuemos. Lo hacemos por la escuela pública, por eso también pedimos el apoyo de los compañeros de otros gremios que representan a trabajadores públicos, como privados. La escuela es de todos, como el derecho a una buena educación a la que debemos defender, como así y fundamentalmente a quienes la imparten, los docentes”. 

Cuando se le preguntó qué sucede con las medidas sanitarias por la pandemia, respondió: “Las mil horas de ayuno docente y su alrededor, se llevan a cabo cumpliendo con todos los elementos necesarios para la bioseguridad, con barbijo, distanciamiento y alcohol. Esto, para nosotros es fundamental, porque prioriza nuestra salud respecto a este conflicto. Pero, respetando el protocolo de los del distanciamiento y las necesidades mínimas para poder realizar este plan de lucha”. 

 

“Se cobra el mismo sueldo de diciembre de 2019”

Quien también dio su opinión fue la secretaria general del Sindicato Argentino de los Docentes Privados (SADOP), Ester Linco Lorca, que expresó: “Estamos ubicados aquí (Peatonal Sarmiento) desde el viernes pasado. Iniciamos la recordación de nuestro día, con estas mil horas de ayuno, como una forma de visibilizar los múltiples problemas que hoy tienen los docentes de la provincia de Mendoza, asunto que no tiene respuestas por parte del Gobierno, a punto tal, que resaltó que todos los docentes de la jurisdicción de Mendoza, no hemos tenido recomposición salarial”.

Cuando se tuvo que referir al estado de situación salarial y lo que sucede en particular con los docentes privados, aclaró: “Estamos en septiembre y seguimos cobrando los salarios del 2019. Esto es que el sueldo es tal cual lo recibieron los educadores en diciembre del 2019. Por otra parte, los docentes de gestión privada no hemos sido relevados por el ítem zona, lo que significa que desde el Gobierno se marca fuerte e inaceptable discriminación hacia un sector de los trabajadores de la educación”.

 

“Hacer visible, lo invisible en Mendoza”

Nuestro diario también tomo breve contacto, con uno de los educadores que hace ayuno desde el viernes. Se trata de Gustavo Gálvez, quien fue directo: “Soy profesor de la escuela 4-083 Agustín Álvarez y este es mi cuarto día de ayuno. Lo estoy haciendo junto a otros docentes porque queremos hacer visible lo que es invisible en la provincia de Mendoza. Lo importante es que todos los docentes han tomado consciencia de lo que nos pasa y nos están acompañando desde las redes sociales”

Al preguntarle lo que sucede con el sueldo que recibe, confesó: “Llevamos más de nueve meses sin aumento salarial, tampoco hemos cobrado el aguinaldo. Un punto sumamente grave que lo vive todo personal de la educación, docentes, administrativo y celadores. Por eso exigimos a la conducción del SUTE se haga presente y se ponga al frente del reclamo. Además, que el Gobierno tome el reclamo y abra directamente las paritarias. Todos los docentes de la provincia lo merecemos y necesitamos”.