|24/11/20 01:43 PM

Mendoza, tierra de oportunidades inmobiliarias para todos los gustos

El dicho popular “De toda crisis nace una oportunidad” es un fiel reflejo de lo que sucede al aplicar esta frase a la situación inmobiliaria que vive la provincia de Mendoza.

Luego de meses donde el mercado local estuvo inmovilizado por la situación vivida tras la cuarentena por la pandemia Covid19 sumado a la crisis económica que atraviesa el país y a la negativa posibilidad de disponer de dólares para las operaciones inmobiliarias, un cambio de escenario comenzó a forjarse en los últimos meses.

 

Las ventas en Mendoza

El primer factor positivo que elevó las posibilidades de conseguir buenos negocios en casas en venta en Mendoza es la baja de hasta un 30 % del valor en dólares de las propiedades, y el segundo es la reactivación del mercado mendocino luego de atravesar las etapas más duras de la cuarentena.

El segundo punto a favor es que hay un aumento de la oferta de propiedades ya que muchos dueños han puestos sus departamentos en venta, en casi todos los casos, usados.

Otra situación que se da en Mendoza, es que continúa lentamente pero avanzando la migración del mercado dolarizado 100% a un sistema mixto donde se encuentran oportunidades tanto en moneda norteamericana (en barrios cerrados y nuevos emprendimientos) como en pesos argentinos (propiedades usadas).

Por otro lado, los alquileres han sufrido un incremento de entre el 20 y 30 % en los últimos meses, a raíz de la inflación y a partir de la sanción de la nueva ley.

La carencia en el mercado mendocino está concentrada en la falta de construcciones nuevas, a pesar de que los costos de materiales y mano de obra están en un piso histórico en dólares. La falta de un fuerte plan de créditos para la vivienda no ayuda a la situación a pesar del relanzamiento del plan Procrear.

La realidad es que la región está en movimiento. Por la mencionada baja del precio, el tipo de cambio y la incesable inflación, este es un buen momento para invertir los dólares en búsqueda de oportunidades para todos los gustos.

La baja tasa de interés en los plazos fijos cercana al 30% anual descarta prácticamente que el dinero ahorrado busque refugio en los bancos con una inflación anual que superará los 40 puntos.

 

Otras alternativas

Los terrenos y departamentos en pozo también son una oportunidad para aquellas personas que apuntan a una segunda propiedad de la mano de los bajos costos aunque no todos los terrenos y zonas tienen los mismos valores, con lo cual es necesario hacer una búsqueda de acuerdo al bolsillo y al tipo de zona que se busca: céntrica, rural, alejada, en barrios cerrados.

Según agentes inmobiliarios especializados en Mendoza el déficit de viviendas alcanza casi 100 mil propiedades además de todas aquellas que necesitan refacciones por el deterioro de los años.

Por todo esto una fuerte oferta crediticia paralela a Procrear sería más que oportuna para este momento.

En concreto los próximos seis meses serán claves para evaluar los nuevos movimientos que se avecinan en el mercado inmobiliario provincial, sin dudas con altas expectativas por delante.