|22/01/21 07:37 AM

Mendoza será un horno: advierten sobre los riesgos por altas temperaturas

Desde Defensa Civil recomiendan tomar precauciones, sobre todo en las poblaciones más vulnerables, frente a los altísimos calores que se registrarán hasta el domingo inclusive. Cómo evitar el golpe de calor y cuidarse de las radiaciones solares más peligrosas

La zona central del país, arrancando desde el norte de la Patagonia, registra por estos días una ola de calor que podría llevar los termómetros por encima de los 40 grados, y nuestra provincia está inmersa en este fenómeno.

Las advertencias emanadas desde el Servicio Meteorológico Nacional, en consecuencia, obligan a tomar ciertas precauciones para el cuidado de la salud, especialmente entre las poblaciones más vulnerables.

El fenómeno, marcado por una fuerte presencia del sol, baja nubosidad y vientos desde el norte indica que viernes, sábado y domingo se estará por sobre los 38 grados, pudiendo ser más altas aún, y el alivio llegaría recién el lunes, donde la previsión señala “caluroso con nubosidad variable y tormentas aisladas, leve descenso de la temperatura, vientos moderados del sudeste. Máxima: 34ºC Mínima: 24ºC”.

 

Las recomendaciones

Entre los consejos, Defensa Civil señala que el organismo no puede actuar con la mayor eficiencia cuando la temperatura y humedad son elevadas.

  • Proceder con lentitud es el primero de los consejos. Piden también prestar atención a la primera aparición, en el organismo, de los síntomas propios del golpe de calor.
  • Reducir inmediatamente el nivel de actividad, y descansar en un ambiente más fresco. Comer moderadamente alimentos (como las proteínas) que incrementan la producción del calor metabólico, también aumentan la deshidratación.
  • Es importante mantener constante el contenido de sales el organismo. A menos que deba cumplirse una dieta restrictiva de sales, ingerir de vez en cuando alguna solución salina, especialmente después de una labor acompañada por copiosa transpiración.
  • Evitar el shock o conmoción térmica. Aclimatarse gradualmente al tiempo más caluroso; durante los dos o tres primeros días calurosos, actuar cautelosamente.
  • Variar el ambiente térmico. La tensión física aumenta con la exposición a las temperaturas y humedades elevadas, propias de una ola de calor. Tratar de eludir esas condiciones, por lo menos algunas horas por día. Si no resulta posible lograrlo en el hogar, hacerlo en algún lugar donde haya aire acondicionado.
  • No exponerse mucho tiempo al sol. Las quemaduras que este provoca, dificultan la eliminación del calor del organismo.
  • Otros consejos son usar peinados sueltos que permitan el acceso del aire al cuero cabelludo, beber abundante líquido, tanto más lentamente, cuando más fría esté la bebida a ingerir. Evitar las bebidas alcohólicas.
  • Usar lentes moderadamente ahumados, para evitar daños en los ojos. También comer alimentos salados, para reponer la sal eliminada con la transpiración.
  • Evitar esfuerzos innecesarios, proteger la cabeza con un sombrero o mantenerla mojada, evitar las aglomeraciones y no dejar abiertas las cortinas de las habitaciones que tengan acceso al exterior y cerrar puertas y ventanas, para mantener fresco el ambiente de la casa.
  • Usar vestimenta liviana, holgada y de colores claros, que reflejen el calor y la luz solar, ayudando al sistema termorregulador del cuerpo a mantener su temperatura normal.
  • Al cocinar, utilizar cacerolas con tapas y el fuego más débil posible, planear las actividades hogareñas para las primeras horas de la mañana o últimas del atardecer. Si tiene hogar, cerrar el tiraje de la chimenea, evitar el uso de aparatos eléctricos que generan calor, tales como calentadores, cocinas, calefones, planchas, tostadoras, etc.
  • Para conservar mejor los alimentos, evitar que la heladera permanezca abierta durante períodos prolongados.
  • Tratar que el piso de la terraza sea de colores claros, para evitar la absorción de calor por la vivienda.

 

Radiación ultravioleta

Otro de los indicadores que se miden es el de la radiación solar UVE, y en estos días el nivel de alerta está en violeta, lo que significa que quien se expone al sol durante mucho tiempo sin respetar los cuidados básicos corre serios riesgos para su salud.

Entre los cuidados que recomiendan los especialistas están: 

  • Evitar exponerse al sol entre las 10 y las 17.
  • Protegerse en lugares a la sombra.
  • Cubrirse con ropas, sombreros y anteojos de sol.
  • Los colores oscuros y las telas de trama cerrada impiden mayor paso de rayos UV, pero suelen ser calurosas, por ello en verano se recomienda el uso de colores claros y prendas amplias.
  • En la exposición solar, se recomienda utilizar protector solar de más de 30 FPS (Factor de Protección Solar), mientras que para los niños es mejor la pantalla total, que evita casi por completo el paso de la radiación. Se debe proteger especialmente a los niños del sol.
  • Para los bebés menores de un año se debe evitar completamente la exposición.
  • Los niños mayores de un año, en tanto, deben recibir mucha atención ya que realizan numerosas actividades al aire libre y tienen la piel más sensible que los adultos.