|21/05/20 07:53 AM

Mendoza experimenta con las reuniones familiares controladas

El gobernador Suarez advirtió que se volverá a atrás si no hay cumplimiento social de las condiciones para realizar las reuniones entre miembros de una misma familia

Pese a las dudas y la incertidumbre, se siguen dando avances en liberar las restricciones que impone el aislamiento por la pandemia, y en este caso el gobernador Rodolfo Suarez anunció una medida que es  fuertemente demandada por la sociedad. 

Se esperaba que en las primeras horas de este jueves se conociera el texto final del decreto publicado en el Boletín Oficial que permitiera las reuniones entre miembros cercanos de una familia, sin embargo fuentes cercanas al cuarto piso del edificio de calle Peltier indicaron que las medidas a tomar están siendo analizadas por los expertos y miembros del Comité Epidemiológico de la provincia.

Es por eso que el decreto sería publicado finalmente el viernes 22 de mayo y no el jueves como había anunciado en su cuenta de Twitter, el mismo Rodolfo Suárez.

Aunque se van conociendo algunos detalles extra sobre cómo se implementarían: el gobierno de Mendoza apelará a los controles por parte de vecinos y aseguraron que habrá fuertes multas para que los que no cumplan con los detalles las mismas podrían llegar hasta $50.000 para los dueños de las casas que reciban a más de 10 familiares o no cumplan el horario tope permitido de las 23 horas.

Además indicaron que si la familia es grande, se deberá dividir la reunión en dos para no superar la cantidad de personas habilitadas.

Otro punto importante es que no va a regir el sistema de salidas por terminación de DNI como para las salidas recreativas o deportivas.

También se aclaró que, si bien es imposible regular distancias de kilómetros, el permiso es para juntarse con familia de cercanía; esto quiere decir que si vivimos en Guaymallén, no podemos ir al Valle de Uco o a Lavalle, por ejemplo. Las reuniones deben ser con la familia que esté geográficamente cercana.

 

Detalles de la medida

  • Sábados, domingos y feriados
  • Estrictos controles
  • No rige la terminación de DNI
  • Para familia de cercanía (No se puede viajar varios kilómetros)
  • Diez personas como máximo
  • No podrá usarse el transporte público
  • Se apelará al control vecinal
  • Hasta las 23 horas
  • Multas de 50 mil pesos

 

También indicaron que el espíritu de la norma será que las familias vuelvan a tener contacto para recuperar los lazos que fueron dejados de lado desde hace 60 días, pero advirtieron que "las normas de seguridad serán muy estrictas".

Suarez visitó el Sur provincial.

Incluso si lo llego a escuchar al mandatario provincial asegurar que no le temblará el pulso para retrotraer esta medida si no hay un cumplimiento social a rajatabla de las condiciones impuestas por los expertos sanitarios

La misma fuente aseguró que las medidas son paulatinas y graduales y se van analizando día a día. Es por eso que si se cumple de manera general por la sociedad las restricciones, hay posibilidades que en un futuro cercano incluso pueda haber reuniones entre amigos.

 

Suarez en el Sur

En el marco de una visita a medios de General Alvear, el mandatario adelantó: “Mañana tendré una  reunión con el presidente para ver  los nuevos términos de la cuarentena y saber cómo será el paso siguiente, esto lo vamos monitoreando día a día. Las decisiones las tomo en conjunto con los intendentes de todos  los oasis de la provincia”.

“Vamos a redactar un decreto que saldrá mañana, en el cual vamos a  permitir las reuniones familiares pero bajo normas muy estrictas, se podrán hacer los días sábados, domingos y feriados. No se permitirán más de 10 personas, queremos aliviarla angustia que tiene la familia de no poder juntarse. Se podrán hacer con familiares directos, padres, hijos y  hermanos, el tope máximo de horario es las 23 y habrá fuertes multas  para quienes no cumplan”, anunció  el mandatario desde el Sur provincial. 

Esto solucionaría situaciones que se hacen sentir, en un contexto donde, por ejemplo, hay abuelos que no conocen a sus nietos, y familiares que llevan dos meses sin verse.

A su vez, aclaró: “No se pueden hacer festejos ni reuniones con amigos, esto es un premio a quienes han cumplido con las normas de la cuarentena. Vamos a ampliar el 911 y el 148 para que los vecinos hagan las denuncias correspondientes para que la Policía intervenga de inmediato. En la medida que veamos incumplimiento, vamos a retroceder  de inmediato en las medidas de flexibilización”.

 

Estrictos controles

En tanto que el ministro de Gobierno, Víctor Ibáñez, aclaró que las reuniones podrán ser de parientes cercanos, "por supuesto con sus correspondientes cónyuges o parejas".

"En la provincia tenemos ocho días sin casos de coronavirus y una tasa de duplicación muy baja por las medidas que el gobernador ha ido adoptando. Es por eso que se está proponiendo que los sábados, domingos y feriados se puedan hacer las reuniones familiares. Para que volvamos a poder tener contacto con los parientes, con la familia más directa y el afecto más cercano. Por lo menos para comenzar a desatar un poco de este camino", indicó el funcionario mendocino

La vuelta a las juntadas entre parientes cercanos estará monitoreada de cerca por parte de las autoridades de seguridad y con controles muy fuertes y muchas exigencias, aseguró Ibáñez. "Pero la verdad es que es la forma que tenemos de comenzar a desandar este camino".