|29/09/20 07:10 AM

Más mendocinos consultan para emigrar a Uruguay

Uno de los destinos más atractivos resulta el muy cercano Uruguay, por varias razones que explicó el propio cónsul de la vecina orilla en Mendoza

Desencantados, desilusionados, cansados de la incertidumbre, son muchos miles los que han puesto la mirada afuera buscando aquello que su patria no parece brindarles. Acostumbrados a la montaña rusa que propone la Argentina, buscan terrenos más previsibles donde un proyecto pueda encararse a largo plazo y las certezas no se desvanezcan a los pocos años.

El nuestro, alguna vez, fue uno de esos países, y desde ahí viene el cosmopolitismo que se puede ver en muchos lados, el fruto de esa tierra de promisión que el tiempo y las malas administraciones se encargaron de desmantelar.

Ahora, curiosamente, un país que hasta no hace mucho tenía un flujo inmigratorio hacia este lado, aparece como un refugio seguro para encarar el futuro. Uruguay se ha transformado en una meca cercana, con la sumatoria de varios factores.

El primero de ellos es político, con una serie de ventajas para inversores y empresarios que contrastan fuertemente con lo restrictivo que es nuestro país para esos proyectos, asolado por una presión fiscal exorbitante y una inseguridad jurídica ya crónica. El vecino país se muestra como de buena continuidad jurídica, respeto a los contratos y con políticas más amigables.

Por otro han resultado fuertemente promocionales las mudanzas de una serie de personas públicas, desde actores hasta periodistas, junto a afamados y poderosos empresarios, que han llevado a poner los ojos en el otro lado del charco.

Los jóvenes son los que más consultan.

Mendoza no es ajena a ese fenómeno, y fue el propio cónsul uruguayo en nuestra provincia, Homero Pineda, quien explicó esto en diálogo con CNN Radio Mendoza: “han aumentado por supuesto las consultas por el interés que hay en emigrar a Uruguay. Estaba escuchando recién hablar de esto, y de todas maneras esta es una historia que se repite, en algún tiempo los uruguayos también venían masivamente a la Argentina, buscando un mejor horizonte, y ahora pareciera que es Uruguay el que le ofrece la posibilidad a los argentinos de poder desarrollarse allá, y tener otros proyectos y otras expectativas”, manifestó.

También agregó que “hay muchas consultas y hay empresas que se irían, y algunos capitales que ya se han ido a instalar al Uruguay, tal vez entusiasmados con la propuesta del presidente Lacalle Pou, que invitaba a los empresarios argentinos a invertir en nuestro país, ofreciéndole seguridad jurídica y otras ventajas impositivas que no encuentra aquí”.

 

Los migrantes

Con respecto a la conformación y los perfiles de los aspirantes a una residencia en el “paisito”, como ellos mismos familiarmente se llaman, resaltó: “A mí me sorprende que hay muchos profesionales, y profesionales jóvenes, sobre todo en áreas de la salud hay gente interesada en hacer una reválida e instalarse en Uruguay. Piensan que hay mejores posibilidades de vida, más tranquilidad, más seguridad, y entonces hay mucho interés en eso”.

De todos modos, relativizó la permanencia de este fenómeno, aclarando que “este es un país bendito y es un momento de coyuntura me parece a mí, porque este es un país lleno de oportunidades también”. Pero agregó: “La ventaja de irse a Uruguay es que es el país hermano más igual, en todas sus formas, con raíces comunes, con hábitos culturales y alimenticios que son iguales, además el idioma. Parece que estar en Uruguay es como no irse de la Argentina, es como una extensión del territorio argentino”.

Homero Pineda, cónsul uruguayo en Mendoza.

En cuanto a las consultas propiamente dichas, explicó: “En este momento, cuando asesoro a la gente que se acerca o que me llama, les sugiero esperar a que se levanten las restricciones sanitarias que mantienen las fronteras cerradas. ¿Por qué digo esto? porque ha aumentado mucho la demanda, y como contrapartida, las oficinas públicas en Uruguay también trabajan con este sistema de una semana sí y una semana no, por lo cual hay menos personal. Cualquier trámite se ha hecho mucho más burocrático y lento, en un proceso que en otras circunstancias es sumamente simple: una familia o un profesional que quiere radicarse en Uruguay ingresa como turista, se presenta en Migraciones y solicita un turno manifestando su interés de radicarse. Eso es muy rápido, y con muy pocos requisitos, hoy en día estamos limitados con la cuestión de la pandemia y la cuarentena. Entonces es un trámite un poco más largo, porque hay que hacer una presentación, manifestar el deseo, las razones, y eso pasa a las autoridades, lo elevo a Uruguay y es un proceso lento”.

Para el inicio del trámite solo se necesita el documento argentino y un certificado de antecedentes, y el dignatario aclaró que los consulados están cerrados, “de todas maneras, voy y atiendo algunas horas al día. Pero hay un correo donde respondo todo tipo de consultas, que es el cdmendoza@mrree.gub.uy”.