|14/12/20 07:35 PM

Las vacaciones pasan volando, ¿cómo vuelven las mesas y las clases?

En medio del receso de verano, la UNCuyo se prepara el 2021. Acá, las claves del regreso.

El 2020 fue un año complicado para todos, en muchos aspectos. Una de las actividades que más se vio perjudicada, con la obligación de dar un giro creativo que permitiera seguir bajo una cierta normalidad, fue la educación. En todos los niveles, en todos los ámbitos.

Desde El Ciudadano hablamos con la Secretaria Académica de la Universidad Nacional de Cuyo, Dolores Lettelier, quien hizo un balance del año y se expresó sobre las expectativas de un ansiado 2021. Te contamos cómo volverían las mesas de examen y las clases del próximo ciclo.

Dolores Lettelier

Lo que dejó el 2020

En primer lugar, la profesora y Doctora en Ciencias Sociales, relató que en 2018 arrancaron las capacitaciones sobre clases virtuales a todos los docentes de la universidad, con el fin de iniciar la transición hacia esta modalidad, que se incorporaría unos años más tarde. Lo cierto es que, en palabras de Dolores, la pandemia adelantó ese proceso y planteó un desafío que lograron sortear.

En cuanto al balance del año, la también Ingeniera Agrónoma destacó el compromiso de profesores y profesoras, autoridades y alumnos. La metodología se basó en que el cuerpo docente pudiera llevar adelante el cursado virtual sin perder la parte pedagógica que desarrollan los educadores, que es mucho más sencilla en la presencialidad e indispensable para que los estudiantes transiten la carrera que eligieron. Esto fue así en cada facultad de la casa de estudios.

¿Hubo problemas o reclamos?

Claro que no ha sido fácil, pero Lettelier resaltó también que se logró finalizar el año sin grandes inconvenientes ni reclamos. Lo que sí se hizo presente fue una toma de decisiones constante según el avance del contexto epidemiológico. En ese sentido, se priorizó a los estudiantes que no tuvieran acceso a las clases.

Becas de conectividad

Así como el año pasado existieron becas económicas, de transporte o comedor, entre otras, este año se sumaron las becas de conectividad con el mismo fin que las demás: "garantizar el acceso a la educación superior" y "generar igualdad de oportunidades", pero en contexto de pandemia. La misma buscó dar solución a todos aquellos alumnos que no contaran con la conectividad necesaria, lo que les permitió continuar con el cursado desde sus casas.

¿Continuarán las becas?

Va a depender de la situación y la vuelta de las clases presenciales. Mientras se necesite, seguirán siendo otorgadas, cumpliendo una serie de requisitos para poder recibirlas. En la página de la UNCuyo podés ver un listado de los tipos de becas que tiene la Universidad y los reglamentos.

Fin de año semipresencial

Los alumnos de las carreras "menos teóricas" pudieron retomar ciertas actividades hacia fin de año, principalmente sus prácticas de campo. Entre ellos están los estudiantes de Medicina u Odontología que tienen la necesidad de realizarlas de manera presencial.

Para ello se aplicaron los protocolos sanitarios correspondientes y se dio prioridad a las prácticas de alumnos de último año. De hecho, algo así se espera para el año que viene, que le queda poco para llegar. A su vez, se retomaron otras actividades no académicas, como los deportes.

¿Cómo vuelven las clases en 2021?

A continuación, las claves del regreso y cómo se prepara la UNCuyo:

Aclaración: de acuerdo con Dolores Lettelier, cada paso se dará teniendo en cuenta el contexto, la curva de contagios y las decisiones a cargo del Ministerio de Salud, tanto provincial como nacional. Además, se dará de manera progresiva y buscando un "delicado equilibrio".

Para la presencialidad, tendrán prioridad los alumnos que están por recibirse, los que deban realizar prácticas de campo o usar laboratorios y aquellos con "trayectorias débiles" que necesiten otro tipo de apoyo presencial. Algo similar se da en los colegios secundarios de Mendoza.

Protocolos

  • Espacios ventilados y sin aire acondicionado.
  • Distanciamiento social y uso de tapabocas obligatorio.
  • Alcohol en gel a disposición.
  • Control de temperatura al personal y los alumnos.
  • Se trabajará con el 30% o 50% de capacidad, según el contexto.
  • Horarios: se regulará la cantidad de horas de cursado. Por ahora se tiene en mente alrededor de dos horas y media. Además, habría rotación para evitar aglomeración de personas.
  • En caso de síntomas, se identificará y aislará a los posibles casos y se desinfectará el establecimiento.
  • Progresivo y escalonado: como los alumnos de último año tendrán prioridad, el objetivo es incorporar paulatinamente a los años inferiores, si la situación lo permite. Según explica Lettelier, al contar la UNCuyo con 48.000 estudiantes, el proceso debe ser pensado para evitar al máximo la aglomeración y posibles contagios.
  • De esta manera, es importante destacar que se mantendrán las clases virtuales, sobre todo en las carreras teóricas que no demanden de manera urgente la presencialidad. Aún no hay confirmación oficial sobre la fecha de inicio.

Mesas de examen

La responsable de la Secretaría Académica adelantó que los mismos protocolos pensados para el cursado se aplicarán a las próximas mesas de examen (febrero y marzo). Algunas serán virtuales y en otras, se contemplará la posibilidad de rendir de forma presencial si se necesita.

Por su parte, los exámenes de ingreso a la universidad serían presenciales, en diferentes turnos o con rotaciones, ya que es el primer paso hacia la carrera universitaria, lo que precisa de un acompañamiento más cercano y completo.

Durante todo el 2021 se buscará, de a poco y paso a paso, seguir incorporando actividades, clases, talleres, exámenes, con equilibrio y pensando siempre en la "nueva normalidad".