Mendoza, Argentina
Mendoza, Argentina

|03/07/20 07:38 AM

La política metió la cola en el conflicto municipal

Hubo cruce de acusaciones, entre un senador del FCM y el secretario general de ATE por el reclamo salarial de los trabajadores municipales, en Ciudad

Pareciera ser que la política partidaria vela armas en todos los frentes que hacen a la vida de la provincia. De todos los segmentos en pugna, surgió en los últimos días otro terreno para que peronistas y radicales disputen supremacías sobre los problemas que tiene Mendoza, la puja de los trabajadores municipales de la comuna de capital.

Como se sabe, la protesta de los empleados es acompañada desde el inicio por el gremio ATE y en ella se “reclama por deudas paritarias, reacomodamientos salariales y hasta el incumplimiento de un compromiso que se habría hecho por parte de las autoridades al inicio de la cuarentena, según denuncian los trabajadores”.

El conflicto tuvo de todo, hasta la intervención de la Justicia que ordenó a la Policía despejar áreas de la comuna que ocupaban los empleados con su protesta, quizá el momento más duro. El último condimento se agregó cuando un grupo de trabajadores se encadenaron en plena Peatonal Sarmiento, exhibiendo carteles y gritando a viva voz los salarios que cobra un municipal, entre los $8.000 y los $10.000. Inmediatamente la UCR salió con los tapones de punta acusando al PJ de fogonear la protesta con el objetivo claro de crear caos en la Ciudad Capital. Incluso, haciendo responsable a la agrupación La Cámpora, que ha utilizado al secretario general de ATE para concretar tensa situación social.

 

“No permitiremos que pretendan incendiar la Ciudad”

Uno de los principales dirigentes radicales que cruzó al dirigente sindical de ATE, fue el titular del Bloque de Senadores del Frente Cambia Mendoza (FCM) Alejandro Diumenjo

El senador muy molesto hablo con El Ciudadano y dijo: “Quiero repudiar el accionar del gremio de ATE con (Roberto) Macho a la cabeza, quien es apoyado por el presidente del Partido Justicialista en sus actitudes patoteriles que creíamos que habían quedado en el pasado, pero no nos extraña, porque sabemos que todo esto viene de una orden de mucho más arriba, la agrupación La Cámpora”.

Al pedirle más detalles, observó: “Sabemos que tienen la orden a través de su brazo ejecutor Roberto Macho de incendiar la Capital. Esto no lo vamos a permitir. Nosotros gobernamos hace muchísimos años de una manera que los propios ciudadanos ratifican en la gestión en cada elección”.

Finalmente, el legislador mostró: “Quiero expresar mi más enérgico repudio a estas prácticas mafiosas y decirle al señor intendente Ulpiano Suarez que siga trabajando. Del mismo modo, que no se detenga un minuto en estas cosas y por estas cosas. Que siga trabajando como lo viene haciendo hasta ahora, por el bien de los vecinos de la ciudad Mendoza”.

 

“Ese legislador gana $150.000 un municipal cobra $13.100”

Tras las acusaciones del radicalismo y de las del senador Alejandro Diumenjo, nuestro diario dialogó con el secretario general de ATE Roberto Macho, en momentos que éste último visitaba en la Peatonal a los trabajadores encadenados.

Sobre el conflicto y las acusaciones a su accionar, respondió: “Los dichos de este legislador son lamentables y vergonzosos. Trata de tapar la realidad que están viviendo los trabajadores municipales de capital. Ese mismo legislador que cobra ampliamente por arriba de los $150.000. Mientras, hay trabajadores municipales que cobran $ 10.300 y $13.100, eso es lo vergonzoso. Tanto como tratar de politizar este conflicto netamente legítimo”.

No es un conflicto salarial común, es un conflicto por el hambre de una Mendoza que tratan de ocultar, cómo él está tratando de hacer. El objetivo es claro, que no salga a la luz la realidad de lo que están viviendo muchísimas familias del Oeste capitalino, por eso es lamentable que tengamos legisladores de tan corta visión en una Mendoza que necesita ámbito de diálogo para discutir y solucionar las problemáticas que tienen los trabajadores municipales de Capital. Ellos y sus familias tienen hambre y con un salario de $10.000 no se puede vivir, donde seguramente ese legislador con $150.000 puede vivir. Los empleados municipales trabajan más de 40 horas, me pregunto, ¿cuántas trabaja él?”, agregó. 

Al final de sus respuestas y mostrando recibos de sueldos, expresó: “Los recibos de junio reflejan salarios en la mayoría de los trabajadores municipales $10.300 y $8.700 Entonces insistimos que el salario de un municipal tiene que estar por arriba de esta canasta de pobreza. Que los trabajadores protesten no es un delito, algo que han respaldado los organismos de derechos humanos de la provincia tras la fuerte represión que sufrieron los trabajadores. Esperamos entonces, una solución con una mesa de diálogo, que se detenga el maltrato por parte de la Policía, distintos legisladores y el intendente”.