Mendoza, Argentina
Mendoza, Argentina

|30/06/20 07:40 AM

La metalmecánica mendocina, en su peor momento

Según un sondeo que realizó ASINMET, organismo que nuclea a las empresas locales en este rubro, por la crisis económica por la pandemia, el 35% de las industrias de este sector en la provincia tendrá problemas para el pago de aguinaldos y el 60,6% está utilizando entre 0% y 50% de su capacidad instalada por falta de actividad

La metalmecánica es uno de los sectores dinámicos que incorporó el aparato productivo mendocino en las últimas décadas, con mucho protagonismo en la economía provincial, con proyección nacional e internacional. Pero hoy sufre lo que  todo punto de la economía local y nacional atraviesa: la parálisis que implicó la cuarentena y el quebranto que produce la pandemia, ahora y a futuro.

Para observadores económicos, se plantean tiempos de grandes cambios y acomodamientos para todo el sector productivo, algo que la metalurgia se está planteando para no cerrar –como obligados–, cierran otras empresas en distintos rubros productivos dejando una grave secuela de desocupación.

El organismo que nuclea a las empresas locales, la Asociación de Industriales Metalúrgicos de Mendoza (ASINMET) realizó recientemente un importante sondeo en alrededor de 40 empresas. El material, al que tuvo acceso El Ciudadano, dejó muy preocupado al sector, porque entre otras cuestiones reflejó: “El 35% de las industrias metalmecánicas de Mendoza tendrá problemas para afrontar el pago de aguinaldos, y el 60,6% está utilizando sólo entre el 25% y el 50% de su capacidad instalada, como consecuencia del parate económico derivado de las medidas de combate a la pandemia de coronavirus COVID-19”.

En cuanto al relevamiento de la actividad pura del sector, la encuesta reveló que: “El 60,6% de los consultados dijo estar utilizando entre 0% y 50% su capacidad instalada", justamente por la falta de actividad.

A su vez, "el 30,3% afirmó estar utilizando entre 50% y 75% de la capacidad instalada, y un 9,1%, está trabajando con más de 75% de su capacidad instalada”.

Pero la mirada de ASINMET dejó entrever también problemas gremiales, al momento de analizar con la primera cuota del sueldo anual complementario (SAC): “El 35% de los industriales mendocinos, indicaron tener problemas para pagarlo. Incluso el 27,5% dijo que no sabe cómo hacerle frente, mientras que 7,5% indicó directamente que no lo pagará. A su vez el 32,5% detalló que lo afrontará en cuotas y el mismo porcentaje afirmó que lo abonará con normalidad”.

La preocupación implica redoblar esfuerzos

Los industriales metalúrgicos de Mendoza saben de adversidades, no como esta tan grave que les plantea la crisis económica derivada del coronavirus, pero lo saben al fin, y eso los hace actuar en consecuencia. Aspectos que se notan en las respuestas que dio a El Ciudadano, el vicepresidente de ASINMET, Julio Totero.

–¿Es muy delicada la situación de la metalmecánica mendocina?

–Nuestra organización ha realizado un estudio en las últimas semanas vinculado a la situación del sector. En el trabajo se evaluó el pago de salarios, aguinaldo, la recepción de la Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) y fundamentalmente, el nivel de actividad de nuestras empresas.

–¿Con qué se encontraron?

–Hemos constatado que todo emprendimiento de nuestro sector está habilitado para trabajar, del mismo modo notamos que hay un alto porcentaje que supera el 15% que no tiene trabajo. Mientras el resto está por debajo de la mitad de su capacidad utilizada, que deja entrever una situación de falta de trabajo muy grave en el sector.

–¿Qué es lo que más perjudica?

–Esta situación impacta fundamentalmente en la posibilidad del pago de salarios. Si bien es cierto que, a través de las ATP, o a través de los recursos de las propias empresas y algunos créditos, se han pagado el grueso de los salarios. Hoy la dificultad se centra con el pago de los aguinaldos que se deben afrontar a fin de este mes.

–La situación, ¿impactó a todos o hay excepciones?

–En ese escenario hay empresas lo van a ir pagando en cuotas. Otras, que lo puedan pagar, lo a pagarán como corresponde. Habrá que ver si estas decisiones, posteriormente, no generan conflictos gremiales. Pero bueno, si eso sucede, los gremios no estarían interpretando adecuadamente cuál es la
real situación que vive el país, la provincia y las empresas”.

–¿Qué hará entonces el sector?

–Desde nuestro sector seguiremos trabajando para que la actividad se recomponga. Continuaremos haciendo nuestros aportes como corresponde, señalando lo que hemos notado en este relevamiento. Donde hay una gran preocupación por el pago de salarios de más del 35 % de las empresas con muchas dificultades para hacer frente a esa obligación.