|29/12/20 12:38 PM

La Laguna de la Niña Encantada, turismo mitológico en Malargüe

Tiene una mística especial a su alrededor, un punto indispensable para conocer el departamento más austral de la provincia de Mendoza

Malargüe es el departamento más austral de la provincia de Mendoza y cada uno de sus habitantes lo cuida y lo difunde con orgullo digno de admiración. No es para menos, los paisajes, la gastronomía, la cultura ancestral y los atractivos turísticos que en su gran mayoría provienen de rocas y sedimentos volcánicos, posicionan al destino como uno de los más bellos de la provincia.

Con ganas de recibir al turismo interno Malargüe ha preparado cada uno de estos paisajes con el fin de lograr una experiencia inolvidable.

Hoy nos ocuparemos de 'La Laguna de la Niña Encantada'. Se llega mediante la ruta provincial 222 y con su mitología, se transforma en un puntos necesarios para conocer a fondo el departamento.

La laguna cuanta con 80 metros de diámetro y la diversidad de colores y tonalidades esmeralda es asombrosa. El agua es cristalina, se encuentra entre rocas y sedimentos volcánicos. El entorno es el que le proporciona innumerables leyendas.

Además es válido recordar que se trata de una laguna natural, alimentada por aguas subterráneas en un flujo lávico con morfología, en bloques  de  composición  andesítica – basáltica, que en algunos sectores alcanza espesores cercanos a los 30 metros, asociada a las efusiones del Pleistoceno Superior (Cuaternario).

Se encuentra circundada por una acumulación de restos de lava proveniente de cráteres cercanos. Con las erupciones en la antigüedad, el material incandescente se derramó sobre el curso del arroyo que alimenta el espejo de agua, generando los ríos subterráneos que abastecen la laguna.