|13/01/21 07:42 AM

La amenaza del SUTE que preocupa a la educación de Mendoza

El gremio docente local advirtió que peligra el inicio de las clases por reclamos gremiales. Pende el decreto del gobierno para dar el aumento sin bono

Por Redacción

 

Con el SUTE descabezado hasta que se acare la situación judicial de su titular, Sebastián Henríquez, la dirigencia sindical de parte de los docentes mendocinos anticipó que peligra el inicio de las clases en Mendoza.

Luego de una reunión paritaria convocada por el Gobierno de Mendoza, se reiteró la situación de rechazo a la oferta salarial propuesta desde la administración.

Como se recordará, en paritarias se acordó un aumento del 20% y un adicional no remunerativo de $54 mil pagadero en doce veces. Esa oferta fue rechazada por el SUTE, el gremio de los judiciales y la agrupación que nuclea a los empleados de Casinos.

El martes hubo una nueva reunión para tratar temas no salariales, pero las representantes interinas del gremio, Mirtha Faget y Laura Espeche, secretarias Gremial y de Acción Social, respectivamente, expresaron su disconformidad por la falta de una nueva oferta salarial “ante la grave situación de tarifazo y brutal ajuste que lleva a cabo este gobierno”.

Cabe acotar también que ante el rechazo de los gremios señalados, el Gobierno les otorgó el aumento ofrecido por decreto pero sin el adicional de $54 mil, tras lo cual muchos docentes se manifestaron en contra de la decisión del SUTE y le hicieron saber a las autoridades que sí aceptaban el incremento.

Ante el fracaso de lo pretendido en la paritaria, las representantes sindicales dijeron que se convocaba a los docentes afiliados a preparar las posibles medidas para impedir el inicio de las clases en febrero. Por otra parte explicaron que el “plan de lucha deberá debatirse en cada escuela”, una situación extraña porque que las escuelas están cerradas por las vacaciones y la actividad escolar está en receso.

El conflicto con los docentes no solo se circunscribe a la relación con el Gobierno, sino que se extiende al vínculo entre el SUTE y la dirigencia de los estatales nucleados en ATE.

El más numeroso de los sindicatos de empleados públicos trata de convencer a muchos afiliados que se acerquen a ATE para negociar alguna forma de que reciban el adicional de $54 mil. Esa posición fue dada a conocer por el titular de ATE, Roberto Macho, quien le pidió al Gobierno que reiterara la oferta a los maestros.

Por supuesto el rechazo de los dirigentes de SUTE no se hizo esperar desde donde le quitaron toda importancia a la intervención de Macho.