|22/12/20 01:07 PM

Jubilada denunció agresiones en la marcha del viernes por llevar pañuelo celeste

La docente se encontraba en el lugar de los hechos por estar realizando una vigilia de oración, junto a otras mujeres 

Por Redacción

A días de los desastres ocurridos en la marcha en pedido de Justicia por Florencia Romano, continúan reportando hechos violentos. 

Esta vez quien narró su experiencia en CNN Radio Mendoza, es Stella Mauri, una docente jubilada que se encontraba en la Legislatura en el momento de los hechos.

El motivo que la llevó a estar allí, fue una vigilia de oración que, junto a otras mujeres de pañuelo celeste, se encontraba realizando desde el 14 de diciembre, "para que Dios toque el corazón de los senadores y voten por las dos vidas. Nada bueno puede salir de una ley que nos da el derecho a asesinar", planteó en relación al aborto legal.

“Filmé para que se sepa quiénes fueron los responsables de los daños. Tuve miedo, me amenazaron, me pegaron, me doblaron la rodilla y me sacaron las zapatillas. Llevaba una traba en el pelo, me arrancaron buena parte del cabello y eso fue por llevar el pañuelo celeste y estar firmando", contó la mujer.

A continuación, el video filmado por Mauri, que se ve interrumpido por la agresión recibida:

 

 

En tanto, advirtió: "Ellas dicen que marchan por las mujeres y me pegaron a mí, no entendía nada" y dijo que los encargados de los destrozos ya habían ido preparados para eso. 

“Alcancé a ver adentro personas entre las llamas en la Legislatura, estaba la luz prendida, se veía por debajo de la puerta. Personas de la oposición orquestaron esto", agregó.

Y destacando el conflicto entre la marea verde y la celeste, apuntó contra la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti (Frente de Todos): "Me gustaría preguntarle si ella sabe quién le pagó a estas personas, porque no fueron ahí por Florencia, fueron para mostrar la potencia que tienen y de lo que son capaces si la ley del aborto no sale". 

Por último, la jubilada contó: "Me insultaban como si para mi fuera algo sin importancia que hubiesen asesinado a Florencia. A mi me duele tanto como que asesinen a cada niño en cada aborto que se realiza en la Argentina".