|13/05/20 12:42 PM

Irrigación radicó una denuncia por la usurpación de un terreno ubicado en San Carlos

En total son seis hectáreas, ubicadas en la Villa Cabecera. Son alrededor de 50 familias implicadas, que habrían comenzado a construir viviendas precarias desde el 1° de mayo. Advierten que podría ser una movida política

La comunidad de San Carlos se vio convulsionada en plena cuarentena ante la acción de alrededor de 50 familias que se instalaron ilegalmente en terrenos que pertenecen al Departamento General de Irrigación (DGI). 

Son seis hectáreas ubicadas en la Villa Cabecera de ese departamento que el gobierno del agua tiene allí con obras hidráulicas realizadas hace poco.

No son pocos los que aseguran que esta movida tiene un neto corte político, lo que de ser así no habría caído bien entre los vecinos de ese departamento del Valle de Uco. Pero más allá de los comentarios entre los habitantes del oasis productivo, el DGI lo hizo público en un comunicado entregado a la prensa.

En el escrito, el organismo les comunica “a los regantes de la Cuenca del río Tunuyán Superior en especial, y a la población en general, que ha realizado una denuncia penal por la usurpación de terrenos del organismo en San Carlos, y se encuentra a la espera de que junto a la Justicia se llegue a una solución”.

Unas 50 familias levantaron viviendas en un terreno que no les pertenece.

La denuncia, que lleva el número de causa 36417/20, indica directamente que “las más de 100 personas que han tomado de forma ilegal estas tierras han manifestado públicamente estar representados por una reconocida abogada del Partido Justicialista. Frente a esto, como organismo defensor de los intereses productivos que atañen a la economía de la región, y observando un ‘manejo político’ de las necesidades de las personas que han usurpado, es que ya se han realizado dos exposiciones en el Poder Judicial”.  

Según indican desde ese ámbito, “la denuncia de Irrigación es abonada por la gente que habita el departamento, para quienes la mayoría de esas familias usurpadoras fueron llevadas a ese lugar y no saben a ciencia cierta de qué sitio o zona provienen”.

La usurpación se habría iniciado el 1º de mayo

En conocimiento del complejo caso, El Ciudadano se contactó con el subdelegado del Río Tunuyán Superior, Gabriel Testa, quien narró: “Desde la delegación del DGI en la Cuenca del Tunuyán Superior estamos denunciando la usurpación de un predio que nuestro organismo tiene en la Villa Cabecera de San Carlos, zona de Calise. Allí, alrededor de 50 familias se instalaron en el predio que tiene seis hectáreas, donde cruza un canal de riego y hay dos perforaciones que realizó Irrigación para fortalecer dicho canal”.

“En cuanto a las personas involucradas –agregó-, estamos hablando de un número importante que integran las familias que han comenzado a construir precarias viviendas. Ante esto hemos comenzado a realizar denuncias ante la Oficina Fiscal de San Carlos. Notamos que la acción de usurpar se inició el pasado primero de mayo con las primeras tres familias. En los sucesivos días continuaron llegando más grupos”.

Finalmente, y al describir la situación, detalló: “Es un momento muy complejo el que se vive aquí. Todo el procedimiento lo hemos puesto en manos de la Justicia, para que la Fiscalía indique la forma en que se deberá seguir para que las personas que se encuentran en el predio se retiren”.

No se entiende que haya ocurrido en plena cuarentena

También fue contactado por nuestro diario el intendente de San Carlos, Rolando Scanio, quien al preguntarle si ve una maniobra política detrás de la ocupación ilegal, explicó que “los terrenos usurpados contienen algunas familias que provienen del barrio El Esfuerzo. Estamos hablando de seis hectáreas que pertenecen a Irrigación, por eso las denuncias se hicieron ante la fiscalía en turno en San Carlos, con intervención de la Policía provincial”. 

“Nosotros nos hicimos presentes como autoridad municipal del departamento junto a nuestro asesor jurídico. También hice intervenir al Departamento de Acción Social de nuestra Municipalidad para analizar la problemática de las familias que están allí”, agregó Scanio.

Ante la insistencia de nuestro diario de preguntarle si ve que detrás de esto hay una movida política, el intendente sancarlino respondió: “Nosotros no tenemos posibilidad de reubicar a quienes han usurpado esos terrenos. Ellos ahí han comenzado a levantar algunas taperas, una acción que han llevado a cabo algunos que estuvieron en el inicio de la usurpación”. 

“Le repito, nosotros no tenemos capacidad de reubicación de la gente que se encuentra ahí. Todo nuestro trabajo y esfuerzo en estos momentos está orientado a cuidar la comunidad de San Carlos por la pandemia del coronavirus. Solo le puedo decir que nos parece llamativo que aparezca esta situación cuando todos estamos abocados a la cuarentena”, consideró Scanio.