|23/11/21 05:03 PM

Impulsan proyecto de ley para habilitar pistolas Taser en Mendoza

Diputados del PRO buscan modificar la legislación vigente para permitir al personal policial el uso de armas no letales

Por Redacción

El legislador provincial y presidente del bloque de diputados del PRO, Gustavo Cairo, es coautor del proyecto para que la Policía de Mendoza pueda utilizar pistolas Taser en casos especiales. La iniciativa fue presentada por Álvaro Martinez, del frente oficialista, y se corresponde con la propuesta iniciada a nivel nacional por Luis Petri, Alfredo Cornejo y Omar De Marchi, de Juntos por el Cambio.

Según explicó Cairo, la idea es modificar la ley 6622 que regula el funcionamiento de los efectivos policiales en el uso de armas electrónicas. "Lo hemos presentado hace varios meses, estamos próximos a dar un debate, tenemos que terminar con los consensos", señaló en la mañana de este martes, en diálogo con FM 91.7.

 

 

"Como lo dice el nombre son armas electrónicas no letales, que se busca darles a la Policía, en principio a las fuerzas especiales para casos especiales, un instrumento que permita reducir una persona sin necesidad de tirar con plomo, que es un tiro mortal" detalló el diputado provincial, a la vez que especificó que podrían ser útiles para la defensa del personal de seguridad ante ataques con cuchillo.

Consultado acerca del diálogo al respecto del uso de este instrumento con las autoridades de las fuerzas especiales, Cairo aseguró que "están de acuerdo y consideran que es necesario y útil tener este elemento". En ese sentido, puntualizó en que la legislación vigente no autoriza el uso de pistolas Taser, aunque también existe una dificultad económica por el costo que implicaría para la provincia.

"Pude hablar con gente de Penitenciaría que también les haría falta, pero en principio sería para las fuerzas especiales de la Policía y como se use y las situaciones presupuestarias, porque son caras y no da para la compra masiva al menos al inicio. Sería muy útil, varias policías de mundo las tienen y son útiles", agregó.

La disyuntiva entre el gobierno provincial y el nacional

El debate por la utilidad y la aplicación ética de las pistolas Taser no se reduce al ámbito provincial. En mayo de 2019, por orden de la entonces ministra de Seguridad de la Nación Patricia Bullrich, ese ministerio aprobó y reglamentó el uso de armas electrónicas no letales para las fuerzas policiales y de seguridad federales en Argentina. En ese entonces, dicha resolución generó el repudio de gran parte del arco político opositor.

Según propuso Gustavo Cairo esta mañana, desde su partido pretenden que la provincia de Mendoza "haga punta" para aplicar el uso de este instrumento, aunque considera que el debate nacional será más complejo.

"Hay 6 a 7 pistolas en la provincia, pero con la imposibilidad, porque el Gobierno Nacional no favorecía para nada el uso de estos elementos. Cuando Patricia Bullrich fue ministra de Seguridad dela Nación estableció un protocolo de uso que ha sido dejado de lado por las autoridades nacionales actuales" advirtió.

Según argumentó el presidente del bloque de diputados del PRO, un disparo con pistola Taser "protege incluso la vida del atacante, porque no es letal". Resaltó, además, que con este instrumento los policías podrían proteferse sin atentar contra la vida de la otra persona: "Hemos visto muchos casos donde los policías son apuñalados y no han disparado para no herir al agresor, porque no tienen elementos que tengan la medida justa. Es un elemento útil."

Por último, criticó la gestión del gobierno de Alberto Fernández en materia de seguridad y rechazó las comparaciones entre el uso de pistolas Taser y otras armas electrónicas, como las picanas que se usaron en la última dictadura militar.

"El Gobierno Nacional en materia de seguridad creo que siempre ha estado parado del lado equivocado, defendiendo a la delincuencia, y atacando a la Policía como a los ciudadanos que caminan por la calle" reflexionó. "A partir de eso hicieron una relación que no tiene nada que ver, como es una descarga eléctrica lo compararon con las picanas de la dictadura y cosas disparatadas que no tienen nada que ver. Es una cuestión de ideologismo incomprensible a esta altura de los acontecimientos".