|17/10/20 10:24 AM

Fin de semana con temperaturas muy altas en Mendoza

Para este sábado se espera una máxima de 36ºC. Mientras que el domingo, Día de la Madre, será de 34ºC

Por Redacción

Para los mendocinos este será un fin de semana muy caluroso, con presencia de viento Zonda en precordillera, y con temperaturas máximas arriba de los 36ºC.

El pronóstico extendido por la Dirección de Agricultura y Contingencias Climáticas (DACC) para este sábado se prevé una jornada calurosa con nubosidad variable, vientos del noreste. Zonda en precordillera. También se presentará inestable hacia la noche el sur provincial. La temperatura máxima alcanzará los 36°C y la mínima será de 14°C.

El domingo, Día de la Madre, estará algo nublado y ventoso con poco cambio de la temperatura, vientos moderados del sudeste. Tormentas durante la noche en oasis sur y este. La temperatura máxima será de 34ºC mientras que la mínima rondará los 16ºC.

Ya para el lunes bajará considerablemente la temperatura y se registrará una máxima de 25ºC y una mínima de 16ºC. Habrá vientos moderados del sudoeste y tiempo inestable en alta montaña. Además se producirá el ingreso de un sistema frontal.

 

Recomendaciones ante la presencia de viento Zonda

  • Evitar la inhalación del polvo suspendido en el aire que arrastra el viento y protegerse los ojos. No tocar objetos metálicos, ya que se pueden producir descargas eléctricas.
  • Ser precavido en lugares descubiertos. Por momentos, las fuertes ráfagas del viento pueden arrancar chapas, tejas u otros objetos de los techos y ser arrojados con fuerza a grandes distancias.
  • Mantenerse alejado de los árboles grandes y frondosos de madera frágil. La fuerza del viento puede quebrar ramas y arrojarlas sobre las personas.
  • No estacionar el automóvil bajo árboles.
  • Al conducir, extremar la precaución.
  • Ser precavido con el manejo de materiales inflamables y elementos que pueden provocar chispas o fuego, ya que la sequedad del ambiente durante el Zonda eleva la posibilidad de incendios. Asegurarse de apagar completamente la colilla del cigarrillo antes de arrojarla.