|03/08/20 09:11 AM

FEM: "No creemos que la solución pase por aplicar más restricciones"

Desde la Federación Económica de Mendoza indicaron que el Gobierno debería reforzar el control sobre las juntadas clandestinas, ya que "todas las actividades habilitadas están cumpliendo con los protocolos respectivos"

Por Redacción

Hasta el momento, la provincia de Mendoza superó la línea de los 1.500 contagiados de COVID-19 por lo que el Gobierno evalúa nuevas medidas.

El martes habrá un anuncio oficial, pero ya trascendió que se piensa en la vuelta del turismo interno a las zonas aledañas a cada departamento, el cierre de los bares vespertinos y nocturnos (no así los restaurantes), la suspensión de las reuniones familiares por 15 días y el límite de las actividades deportivas a 500 metros de distancia del domicilio.

Frente a esto, desde la Federación Económica de Mendoza emitieron un comunicado en el cual hicieron conocer su postura. Si bien remarcaron que es primordial priorizar la salud de los ciudadanos, "no creemos que la solución pase por aplicar más restricciones a las actividades".

Además, recordaron que dos de las actividades puestas en tela de juicio, como son la gastronomía y el turismo, fueron las más golpeadas por la cuarentena estricta. "Habían comenzado una lenta y gradual recuperación de ingresos después de meses sin movimiento alguno".

Desde el sector reiteraron su apoyo al Gobierno de la provincia y apuntaron a los operativos realizados sobre eventos clandestinos: "Es ahí justamente donde hay que poner más énfasis y si es necesario reforzar los controles, ya que en todas las actividades habilitadas se están cumpliendo con los protocolos respectivos, por lo que más restricciones significarán grandes dificultades para el funcionamiento de la economía, con impacto en miles de puestos de trabajo".

"El virus está entre nosotros y debemos aprender a convivir con esta nueva realidad, respetando el distanciamiento social, las condiciones de higiene y el cumplimento estricto de protocolos, podemos enfrentar y sobrellevar de mejor manera esta pandemia", indicaron.

Por otro lado, explicaron que si bien el sector económico tuvo un respiro con la vuelta a la actividad, en junio se volvió a limitar a la ciudadanía con las salidas según terminación de DNI y este fue otro golpe. "A ello le sumamos las severas restricciones impuestas por los intendentes de algunos departamentos, pese a los reclamos de nuestras cámaras territoriales".

Finalmente, señalaron que "en el actual contexto y con un virus que está en circulación, no se trata de salud o economía. Es salud y economía bajo los cuidados correspondientes, más la responsabilidad social que nos cabe individualmente como ciudadanos".

TAGS