|24/10/20 03:09 PM

Érica padece Ataxia de Friedreich y perdió todo en un violento robo

La joven perdió lo poco que tenía y necesita de la solidaridad de todos los mendocinos

Érica sufrió hace unos días un violento robo en su domicilio particular de Luján de Cuyo en el que vulneraron su privacidad, integridad y su propiedad. La joven perdió lo poco que tenía y necesita de la solidaridad de todos los mendocinos.

Érica Videla nació hace 38 años en la vecina provincia de San Luis y fue abandonada por su mamá cuando tenía dos años al enterarse que tanto ella como su hermano sufrían Ataxia de Friedreich.

Ataxia de Friedreich es una enfermedad hereditaria que causa daños progresivos en el sistema nervioso. Puede producir debilidad muscular; dificultades en el habla o enfermedades cardíacas. El primer síntoma habitualmente es la dificultad al caminar, por lo que muchas personas que padecen esta enfermedad deberán utilizar silla de ruedas, ya que no pueden valerse por si solos.

Foto Gentileza/ Roxana Palomo

La familia de Érica vino a vivir a Mendoza cuando era muy pequeña, "su hermano padece su misma enfermedad, pero no es tan luchador como ella" contó a El Ciudadano, Roxana Palomo, su amiga y profesora de piano, por lo que "se encuentra internado en un hogar de Coquimbito en Maipú".

"Su mamá los abandonó y ella quedó al cuidado de su papá pero falleció hace unos años por lo que lo que se quedó sola sin protección y contención familiar" expresó Palomo.

Y agregó "yo rescato de ella la lucha diaria, la voluntad y el poder de superación, así la conocí, ya que se acercó a tomar clases de piano en la Escuela de Arte de Luján de Cuyo, de las que lamentablemente no pudo continuar por su enfermedad". 

Tanto Roxana como Graciela Agüero, su maestra de canto en la iglesia Gracya, son las que se pusieron al hombro esta campaña solidaria; para darle a Érica una mejor calidad de vida.

La joven cuenta con un pequeño aporte de la Obra Social para solventar parte del sueldo de las personas que deben asistirla durante en día, ya que por su enfermedad no puede desempeñarse por sus propios medios, pero eso no le es suficiente para poder vivir.

Hace unos días sufrió un violento robo en su casa del que trata de recuperarse del impacto emocional y de la pérdida de sus cosas materiales; por lo que necesita de la solidaridad de los mendocinos ya que con muy poco se puede hacer mucho.

"Érica necesita un inodoro adaptado, un colchón, ropa de cama, una puerta ya que el robo se la rompieron y todo lo que se necesita para tener una calidad de vida digna, todo es bienvenido y a ella le va a ayudar muchísimo" cerró Palomo.

Para colaborar con Érica contactarse con Roxana Palomo al teléfono 261 3739210; Gerardo Marino al número 261 3739235.