|09/02/21 07:22 AM

En un acuerdo con intendentes, Suarez retrotrae el aumento automotor

Uno de los acuerdos celebrados por el Gobernador y los jefes comunales es reducir la alícuota del incremento de un impuesto que influye en muchas actividades y en la economía individual. Funciones de los municipios con el inicio de clases

Lo sucedido este lunes en la Casa de Gobierno tiene, indefectiblemente, dos lecturas: la administrativa propia de atribuciones exclusivas del actual Gobierno y la política, donde el rédito se lo lleva el arco opositor en la provincia, sobre todo el justicialismo.

Rodolfo Suarez, no dudó un instante en responder lo que estaban solicitando desde sectores políticos, independientes y hasta organismos empresariales, bajar el impuesto Automotor. Por eso, con rapidez y conociendo la agenda de la Dirección General de Escuelas (DGE), que debía reunirse a principios de semana con todos los intendentes para tratar el inicio del ciclo lectivo, adjunto al tema del polémico aumento del impuesto Automotor. Allí escuchó a los intendentes y junto a los ministros de Hacienda, Lisandro Nieri y de Gobierno, Víctor Ibáñez y ofreció la propuesta modificatoria de los porcentajes sobre el impuesto, que finalmente fue apoyada, aunque con gesto duro por parte de muchos jefes comunales.

El primer mandatario sabía que era un tema espinoso, que la resistencia para aplicarlo venía fundamentalmente de los municipios con importante parque automotor en sus calles, casi todos los que constituyen el Gran Mendoza, Tunuyán y San Rafael.

Dichas modificaciones implicarán recibir menos plata, por eso el 70% de cada municipalidad solo será en los $1.383 millones que se tiene previsto recaudar. De allí, que la reunión entre el Ejecutivo y los jefes comunales fue muy tensa y muchos se retiraron de ella, sin siquiera mirar a los periodistas que aguardábamos para obtener declaraciones.

Sin dudas, el justicialismo se vio ganancioso con la baja al impuesto, algo, que a las 23 de la noche del 17 de noviembre del año pasado se reflejaba cuando el oficialismo lograba que las leyes de Avalúo e Impositiva solo tuvieran 22 votos a favor, 15 abstenciones y uno en contra, momento en el que el discurso del jefe de la bancada del PJ, Lucas Ilardo reflejaba en parte de su exposición que no estaban de acuerdo que aprobaran aumentos en impuestos determinados. En ese sentido, afirmaba el legislador: “En Mendoza no debe haber aumento en los impuestos, proponemos que sean congelados los impuestos Automotor e Inmobiliario”.

 

Las modificaciones en el impuesto automotor resentirán las finanzas de algunos municipios

Tras el acuerdo en el Gobierno, fue el Ministro de Hacienda, Lisandro Nieri, el que respondió las preguntas de los medios que allí se encontraban, entre los que estaban CNN Radio Mendoza y El Ciudadano.

Sobre la base del contexto que se hizo el acuerdo el funcionario dijo: “Ante el significativo aumento del valor de los vehículos y teniendo en cuenta la pauta presupuestaria que elaboró cada intendente, debemos entender que modificar el Impuesto Automotor afecta principalmente la cuenta de los municipios, por eso terminamos de aplicar topes a los aumentos que habíamos dispuesto”.

“Esto significa que el 90% de los vehículos van a estar alcanzados por un tope del 29% en el Impuesto Automotor. El 8% restante, en el que se encuadran vehículos cuyos valores oscilan entre el millón y los dos millones de pesos tendrán un tope del 35%, mientras los que superan su valor en más de $2 millones tendrán un tope del 45%”.

Para el ministro: “Estas modificaciones implicarán modificar la Ley Impositiva, por lo que para quienes ya abonaron en su totalidad el Impuesto o comenzaron a pagarlo en cuotas, se determinaron algunos pasos. Para los 14.000 contribuyentes que pagaron el impuesto anual, se devolverían sus montos con descuentos en otros impuestos. En el caso de los 10.000 que abonaron la primera cuota, se le aplicarían descuentos en las cuotas posteriores. Queremos aclarar que al que más queremos premiar es a ese contribuyente cumplidor, con descuentos de hasta un 26% para el resto de los impuestos”.

Al preguntarle sobre los cambios que esto tendría, respondió: “Podría sufrir modificaciones el organigrama de pagos y, obviamente, cambiar los plazos de pago del impuesto. Lo otro que destaco es que se colocó en la mesa de diálogo con los intendentes el mercado automotor. Allí todos coincidimos que la inflación influyó en la suba de valores de los autos. Si uno entra en la página de la Dirección Nacional del Registro de la Propiedad Automotor, notará el gran crecimiento del valor de su vehículo entre agosto y enero con subas significativas”.

Finalmente, subrayó: “Con la decisión que tomó el Ejecutivo, esta nueva liquidación contendrá topes con un costo total de $1.383 millones. Eso significa que de esa cifra el 70% corresponde a los municipios, porque precisamente ese 70% recaudado por el Impuesto Automotor corresponde a los municipios de la provincia. Por eso, con las modificaciones al impuesto, es relativamente bajo lo que resentiría a los dineros públicos de Mendoza. Serían $1.700 millones que es mínimo a los grandes volúmenes que maneja la Provincia. Creemos que los perjudicados son los municipios con abultado parque automotor por cada departamento”.

 

Satisfacción de las intendencias justicialistas

La titular del Poder Ejecutivo Municipal de Santa Rosa, Flor Distéfanis (PJ), fue la vocera por parte de todos los jefes comunales (oficialismo y oposición). La intendenta expresó su beneplácito “por la decisión que asumió la Administración provincial para bajar los porcentajes del impuesto automotor”

Cuando se le preguntó si las modificaciones perjudicarían los ingresos a su municipio, aclaró: “En el caso de mi departamento (Santa Rosa) no vemos perjuicios en los ingresos públicos, como sí creo que resentirá a municipios grandes, como afirmó el ministro”.

Sobre el compromiso asumido ante el gobernador Rodolfo Suarez por todos los intendentes, detalló: “Lo otro que resalto de esta importante reunión es que la DGE coordinó con todos los intendentes medidas para el inicio del ciclo lectivo. Se nos ha solicitado tres tareas que tiene que ver con: la desinfección, limpieza de los tanques de reserva de agua y el desmalezamiento en los alrededores de cada una de las escuelas. Algo que nosotros venimos haciendo en forma permanente por pedido de los directores de todos los establecimientos educacionales que se encuentran en nuestros departamentos. Por eso que al pedido del Gobernador lo respondemos con nuestra entera disposición. Sí le hemos solicitado al PEP, las escuelas que estén muy comprometidas en su infraestructura para ver en qué podemos aportar”.