|29/09/21 07:53 AM

En Mendoza se destruyeron 10 mil empleos en dos años

Las últimas cifras del INDEC señalan que la provincia tiene 45 mil desocupados en el área metropolitana. El sector de servicios vinculados al turismo es uno de los factores, y la tasa de desempleo alcanza al 8,5%

Cuando se analiza la situación laboral de la provincia de Mendoza, hay varias cosas que saltan a la vista. Una de ellas es un desempeño en el tema laboral que muestra una performance peor a la de sus provincias vecinas. Es cierto que hay varias razones que justifican esto, como el menor peso del empleo público, y la mayor diversidad de su matriz productiva, lo que no mitiga la gravedad del problema de todas maneras.

Quien analizó el tema en diálogo con la 91.7 fue el economista Pablo Salvador, director del Observatorio Económico de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNCuyo, quien habló también de lo que muestran sus relevamientos: “Cuando uno dice que la tasa de desempleo bajó, o que es baja, es importante, pero sigue habiendo gente sin trabajo. En los datos de Mendoza, en el segundo trimestre del 2021, según publicó el INDEC, la tasa es del 8,5%, lo que equivale a unos 45 mil mendocinos que están buscando trabajo y no lo pueden encontrar”.

Pero el especialista, además, estableció la dimensión temporal que muestra que en los últimos dos años la tendencia no fue de aumento: “Lo importante es que cuando comparás el mismo período con el 2020 o con el 2019 la tasa de desempleo bajó. Es fácil que baje con respecto al 2020, porque recordemos que estamos comparando con el segundo trimestre que fue el peor momento que vivió Argentina por la cuarentena. Es fácil que dé una mejora en ese período. Lo importante es que hubo gran cantidad de gente buscando trabajo y gran parte lo encontró, se creó empleo en todo este tiempo, no así a nivel nacional”.

Consultado sobre si tiene que ver con que Mendoza haya reactivado su economía un tiempo antes, indicó: “Abril fue confinamiento total a nivel provincial como nacional, pero a partir de mayo comenzaron a flexibilizar algunas actividades. Esto contribuyó a que no se destruyeran tantos puestos de trabajo o que se recuperara más rápidamente. A nivel nacional cuando mirás el segundo trimestre del 2021 contra el segundo trimestre del 2019, el desempleo cayó también, pero cuando mirás al interior del dato, ves que se destruyeron puestos de trabajo”.

Para Salvador, “El problema es que a nivel nacional, a diferencia de Mendoza, muchas personas abandonaron el mercado laboral, bajaron los brazos porque se cansaron de buscar trabajo y no encontrar. Para las estadísticas esa persona no está desempleada, lo que no significa que no sea un problema social”.

Ese es un dato relevante, que no se considera desempleada a la persona que no busca trabajo. Las estadísticas no son reales entonces. Son personas que pasan a depender del Estado en los beneficios. Sobre el particular, de todas formas, aclaró: “es una convención internacional, no es algo propio del INDEC o nuestro país. Esto es así a nivel internacional. Una persona es considerada empleada si trabajó una hora en la semana anterior de la encuesta, pero una persona que abandona a la población económicamente activa de manera voluntaria y pasa a ser inactiva, o sea que no busca trabajo esa persona ya no forma parte del mercado laboral. Esa persona queda afuera de la estadística, pero seguimos teniendo el problema social, porque esa persona no tiene ingresos, no puede acceder a la canasta básica alimentaria, por lo tanto, cae en pobreza o indigencia”.

Pero, qué pasa con las personas que conservaron su trabajo pero la carga horaria es poca y tienen problemas económicos y a su vez buscan un trabajo paralelo: “Se llama subempleo o subocupación, son personas que trabajan menos de 35 horas. Tenemos que diferenciar dos personas, una que trabaja menos de 35 horas pero está conforme porque estudia o tiene otra actividad y la persona que trabaja menos de 35 horas pero demanda más horas. En Mendoza no se hace la distinción entre una y otra, en Mendoza tenemos 89 mil personas subocupadas, hay casi 90 mil personas en el mercado laboral mendocino que trabajan hasta 35 horas. La subocupación aumentó en Mendoza”.

“Lo mejor es que se creó empleo en Mendoza, tanto comparado con el 2020 que es un año muy malo como con respecto al 2019. La mala noticia es que todavía tenemos 10 mil desocupados más respecto del 2019”, concluyó el economista, destacando que “No hacemos proyecciones, pero puedo responder a nombre propio. Difícilmente se genere empleo si no mejoran las condiciones macroeconómicas a nivel nacional. Por más de que la provincia implemente ‘Mendoza Activa’ o bonos fiscales, que son buenos, si tenés inflación del 50%, un tipo de cambio inestable es difícil que vengan las inversiones. Si no tenés inversiones difícilmente se genere empleo en el sector privado”.

 

La visión oficial

De parte del Gobierno, el Responsable de la Agencia Territorial Mendoza del Ministerio de Trabajo de la Nación, Gonzalo Navarro, explicó: “es importante, más allá de la foto, comentar la película. Independientemente de los informes que uno tome, lo que se muestra es que de 2016 a 2019, Mendoza ha destruido más empleo que las provincias vecinas, de una tasa de desempleo del 4,4% al 8,8%”.

Sobre los sectores que más perdieron, indicó: “Tenemos una matriz productiva, de servicios e industrial mucho más grande que los vecinos, por eso hablamos de una tendencia en términos de destrucción, de pérdida, y concretamente los sectores que se han visto más perjudicados en la provincia son el sector gastronómico y el sector de turismo”, agregó. La herramienta que ha puesto el ministerio a disposición de los ciudadanos es el Portal de Empleo, un sitio que vincula a trabajadores y empleadores para agilizar los trámites de encontrar empleo y contratar.

En el portal se puede generar un currículum vitae, acceder a videos informativos y a la formación profesional, e inscribirse en los distintos programas de empleo como ‘Te sumo’ (para jóvenes de 18 a 24 años).

Está disponible desde el sitio del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, y pone a disposición todos los programas que tiene el Estado Nacional en estos tiempos de alta demanda, una de las más importantes que enarbola la sociedad.