Mendoza, Argentina
Mendoza, Argentina

|10/06/20 07:23 AM

En el Gobierno quieren saber los motivos de la convocatoria por Portezuelo

Representantes de varias cámaras empresarias le dieron respaldo al gobernador Suarez para seguir en la lucha por la concreción de la mega obra en el Sur de Mendoza

Por Redacción

Pese al ruido político y económico que desencadenó el anuncio de la intervención a la cerealera Vicentin, en Mendoza no se apaga el batifondo causado por la extraña convocatoria que efectuó el ministro del Interior, Eduardo De Pedro, para “consensuar” el comienzo de la megaobra de Portezuelo del Viento.

Los funcionarios de las áreas técnicas y económica de la provincia han dejado trascender su preocupación e incertidumbre sobre qué realmente se pretende tras esta actitud que a todas voces busca impedir, retrasar o entorpecer el inicio de una de las obras más importantes para impulsar un despegue económico de Mendoza.

Entre los responsables de la conducción provincial aún no hay una definición sobre con qué armas se va a concurrir, si es que se lo hace, a la convocatoria del 26 de junio.

Partiendo de las concretas palabras del presidente Fernández de que “no va a financiar una obra a la que se oponen cuatro provincias”, todo indica que hay que esperar un fuerte ofensiva de Río Negro, Neuquén y Buenos Aires, las tres encabezadas por La Pampa para que no haga Portezuelo del Viento.

Mientras se redondea una estrategia oficial, y mientras se estructura el apoyo de los distintos sectores políticos mendocinos para encarar la acción, el gobernador Suarez ya está recibiendo el apoyo del sector empresario.

 

En el cuarto piso

El gobernador Rodolfo Suarez recibió ayer el apoyo de todo el sector empresario por Portezuelo del Viento. “Hace tiempo estamos trabajando en conjunto por la economía de Mendoza”, manifestó Alberto Carleti, de la Federación Económica de Mendoza (FEM), luego del encuentro con el mandatario provincial en la Casa de Gobierno.

También estuvieron presentes Víctor Ibañez, ministro de Gobierno, Trabajo y Justicia; Julio Totero y Mauricio Badaloni, en representación de la Unión Industrial de Mendoza (UIM); Sergio Martini, presidente de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas (ACDE); Gustavo Creshman, de Asociación de Ejecutivos de Mendoza (AEM); Federico Pagano, del Consejo Empresario Mendocino (CEM), y Gustavo Miras, presidente de la Cámara de Industria y Comercio de Malargüe.

Carleti agregó: “En esta ocasión quisimos llevarle todo nuestro apoyo al Gobernador por la obra Portezuelo del Viento, desde el sector empresario tenemos en claro que esta es una obra de todos los mendocinos y una política de Estado. Aseguramos que ya se cumplieron todos los plazos y requisitos legales y técnicos”.

Empresarios apoyaron al gobernador.

A su turno, Badaloni indicó que “ya hay prácticamente dos presidentes que han firmado esta reparación histórica de los mendocinos. Vamos a apoyar al Gobernador y queremos buscar el apoyo también de los legisladores”.

“Buscamos definir acciones conducentes para que la obra no sea frenada, quedamos muy conformes con la reunión, ya que el Gobierno provincial está muy firme defendiendo los intereses de los mendocinos y los miles de puestos de trabajo que esto generará”, señaló Totero.

En tanto, Federico Pagano, del Consejo Empresario Mendocino (CEM), señaló: “El Gobierno, junto con las cámaras, tenemos pleno interés en que la presa se haga y que es un tema que tiene que seguir avanzando y eso es lo que quiere la actividad privada mendocina”.

Desde la Unión Comercial Industrial Mendoza (UCIM) comunicaron que “todo el proceso licitatorio no podría haberse iniciado si no estuviesen todas las instancias legales superadas. Es por ello que nuestra provincia ya está embarcada no solo en lo que es el proyecto en sí, sino en la convocatoria de las empresas responsables de su construcción”.

Con este respaldo y cuando se decida todo el arco político sobre qué decisión tomar al respecto, le quedará al gobernador y ministros, primero sacar a la luz qué realmente busca el Gobierno nacional que ahora, en lugar de seguir oficiando como árbitro de la supuesta reyerta, ha dado señales concretas de que no va a sostener el derecho de Mendoza a iniciar la obra.

Un indicio fue el de designar como representante del Estado nacional en COIRCO a Javier Schlegel, exrepresentante por La Pampa.