Mendoza, Argentina
Mendoza, Argentina

|05/06/20 01:34 PM

El visto bueno de la FEM sobre el horario corrido en los comercios

Desde la Federación Económica aseguran que sería bueno -sin ser obligatorio- para el turismo y para que haya un horario escalonado de ingreso a la ciudad

Por Redacción

En plena cuarentena por la pandemia de coronavirus, el senador provincial Diego Costarelli presentó un proyecto para regular el horario en comercios y bancos de Mendoza. Gremios como La Bancaria, gastronómicos y el CEC se manifestaron inmediatamente en desacuerdo, mientras que desde la FEM no descartaron la idea.

El vicepresidente de la Federación Económica de Mendoza, Adolfo Brennan, afirmó en radio Nihuil que prefieren un horario extendido que se acerca al horario de los shoppings. Además, agregó que ven bien que haya un horario escalonado de ingreso a la Ciudad, para evitar embotellamientos.

Comentó que se pusieron en contacto con el senador y que hicieron una reunión con referentes de comercios, otras cámaras, y de distintos municipios del Gran Mendoza. 

“Entendemos que va a haber un nueva normalidad, que la sabremos en la medida que pasen los días y se vaya pasando el acontecimiento. Todavía no podemos adivinar cuándo tendremos esa supuesta normalidad. Por eso nos queremos concentrar hoy en la realidad que tenemos, que es que este horario corrido ha generado una muy poca actividad durante la tarde", explicó.

Considerando un cambio post pandemia, Brennan manifestó: "Estamos de acuerdo en un horario escalonado del ingreso a la Ciudad, para evitar embotellamientos y evitar que todos entren a la misma hora a la Ciudad. En eso estaríamos de acuerdo. El tema del horario, no dejarlo establecido por ley", sumó.

Apunto a la necesidad de consenso, entre todos los actores involucrados, ya que no se puede imponer una normativa. "Por otro lado, la posición es que quede excluido del proyecto de ley los centros comerciales. Es decir, estamos en desventaja frente a los centros comerciales cerrados, porque si vamos a tener en la ciudad abierta en un horario corrido hasta las 18, y los centros comerciales van a estar hasta las 22, queda en desventaja".

Mencionó, por un lado, dos contras: las altas temperaturas en el verano y las costumbres arraigadas, como la siesta. Y por otro, un aspecto positivo: la variedad para los turistas. "El turismo se queda en la Ciudad durante la siesta. Pensamos que eso no debería ser obligatorio. Sí preferimos el horario extendido, porque se acerca más a los horarios de los shoppings", cerró.

TAGS