|06/01/21 07:21 AM

El peligro de regresar al aislamiento social en Mendoza

Suarez dijo que se irá viendo cómo evolucionan los contagios y recomendó seguir con los cuidados e hizo hincapié en las precauciones que deben tomar los jóvenes

Arduo trabajo se realiza en la nueva infraestructura edilicia adyacente al edificio histórico del Hospital Central. Se trata de la obra que adelantó el pasado 11 de noviembre El Ciudadano, donde funcionará la Unidad de Ventilados Crónicos en el Área COVID del principal efector de la salud regional.

La obra tiene un monto de inversión de $150 millones y contará con 30 camas, cuyo objetivo será descomprimir saturaciones diarias de la Unidad de Terapia Intensiva por coronavirus. En el futuro servirá con aquellos pacientes que salen de momentos críticos en la UTI, pero que les cuesta despegarse de la dependencia de la ayuda mecánica, serán enviados a la Unidad de Ventilados Crónicos para que con la ayuda de profesionales inicien su recuperación definitiva.

Las instalaciones fueron inspeccionadas en plena jornada de trabajo de obreros y técnicos, por el gobernador Rodolfo Suarez, quien fue acompañado por la ministra de Salud, Ana María Nadal, y el titular de la cartera de Infraestructura, Mario Isgró. Al concluir la recorrida, el primer mandatario tomó contacto con medios de prensa, entre los que se encontraban CNN Radio Mendoza y El Ciudadano.

Controles policiales en rutas.

Allí se refirió a las obras, introduciendo inmediatamente el momento que se le presenta al país con la segunda ola de COVID-19: “Debemos prepararnos por esa segunda ola que ya llegó a muchos lugares del mundo y es muy probable que también llegue aquí a Mendoza, por lo que lo más responsable que podemos hacer en este momento es acondicionar la infraestructura hospitalaria para seguir dando respuesta, como lo hicimos con mucho esfuerzo durante el año 2020. Entonces, en el 2021 debemos incorporar más camas como se están haciendo acá (Hospital Central), con un trabajo que están concretando en forma conjunta ingenieros, arquitectos y médicos. En un espacio que estaba en desuso y que se está transformando en un lugar de altísima complejidad para atender esto que puede llegar ocurrir”.

Al consultarle sobre los datos que hoy se manejan en la provincia, contestó: “Con la ministra y todo el equipo que nos asesora, observamos el día a día y las variables que siempre hemos tenido en cuenta. Una de las variables es el sistema sanitario de Mendoza, donde nunca quedó una persona sin atención. Hoy, la ocupación es baja con un 35% de utilización de camas COVID, mientras que la otra variable es la cantidad de casos positivos, que de acuerdo con test diarios estamos en una positividad del 13%, dato muy bajo en comparación a ese 44% que supimos tener en los momentos más difíciles, que de todas maneras no deja de ser alto”.

“Creo que tenemos que mirar lo que sucede con la nueva cepa, hoy las fronteras entre Chile y Argentina están cerradas, lo que indicaría que la actividad turística y el viajar al vecino país transandino no exista, ni terrestre, ni aérea”, destacó.

 

Por ahora no se tomarán medidas en la provincia

Cuando se le preguntó si Mendoza está cerca de accionar el botón rojo, dijo en forma categórica: “No tenemos previsto tomar ningún tipo de medida en los próximos días. Seguiremos en las mismas condiciones, pero sí pidiéndoles a todos, sobre todo a los jóvenes que hay que cuidarse, es decir, seguir con todos los cuidados que nos han permitido esto, como por ejemplo, mantener el empleo. Eso es muy bueno, porque la gente puede trabajar para llevar el sustento a su casa, puntos que solo se conservan respetando las reglas, todo lo contrario, nos obligará a comenzar a entrar y salir en distintas actividades como lo hicimos a lo largo del difícil 2020”.

La circulación en colectivos.

Cuando se le observó lo que está sucediendo en la Costa Atlántica, aclaró: “El turismo no nos preocupa, porque nuestro turismo no es como el de la Costa. En Mendoza tenemos otro tipo de turismo que es el que ha llegado al Sur, San Rafael o en el Valle de Uco. Sí, creo que debemos tener cuidado con esas fiestas clandestinas, que nos obliga a redoblar esfuerzos que coordinamos con la Policía para evitarlas”.

Finalmente, y al referirse al toque de queda sanitario, que mucho se habló por estos días al producirse rebrotes de contagios en otras partes del país, expresó: “El toque de queda sanitario es una muy buena medida, nosotros lo aplicamos durante todo el 2020. Recordemos que en un principio se aplicó hasta las 23, después se extendió hasta la 1. Funcionó, como funcionó en muchos países del mundo, el ejemplo más cercano es Chile. Es una buena medida para restringir esa circulación nocturna que tiene que ver con fiestas clandestinas donde los chicos se quitan el miedo, se abrazan, toman alcohol y hay excesos que desembocan en contagios generalizados. Hoy en Mendoza no hay toque de queda sanitario para facilitar la movilidad del turismo y la actividad gastronómica, donde trabaja mucha gente. Pero dejo en claro que está entre las medidas que podemos implementar en caso de ser necesario. Hasta ahora si nos mantenemos en estos porcentajes, donde el sistema sanitario puede responder y continuamos observando que los mendocinos siguen siendo responsables como hasta ahora, continuaremos como en la situación actual”.

 

Aún con la pandemia, Mendoza continúa gestionando fondos para obras

Suarez solo respondió una sola pregunta al respecto de tratativas de fondos para la provincia fuera de la pandemia y dijo: “Nosotros, dentro de las limitaciones que nos ha colocado la pandemia que no nos permite viajar, llevamos a cabo tratativas con los organismos multilaterales. Allí solicitamos al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y al Banco Mundial por obras que necesita Mendoza. De hecho, hoy con el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (ENOSA) hemos concretado una operación por un monto de $2.500 millones que se destinarán a la planta de Paramillo. Una obra muy importante para el departamento Guaymallén. Una muestra que en la medida que la situación económica se vaya recuperando, también vamos a recuperar la obra pública que vamos a hacer con los fondos del Gobierno de la provincia. Solo pido que todo esto que estoy expresando sea tomado en un marco de incertidumbre, porque en estos tiempos que estamos viviendo, la certeza es la incertidumbre, esa es la paradoja de todo lo que va ocurriendo día a día”.