Mendoza, Argentina
Mendoza, Argentina

|29/06/20 12:24 PM

El 50% de los presos tiene celular en Mendoza

Se trata de una medida de la Justicia, para que los internos puedan seguir en contacto con sus familiares. Hasta el momento, no se registran contagios de COVID-19 en las penitenciarias

Por Redacción

Al igual que en otros puntos del país, en las cárceles de Mendoza se realizaron manifestaciones, en el mes de abril, en pedido de prisiones domiciliarias, para evitar contagios de COVID-19.

Lo cierto es que solo en algunos casos se accedió y, como medida preventiva, se procedió al aislamiento absoluto, sin régimen de visitas.

El director general del Servicio Penitenciario de Mendoza, Eduardo Orellana, comentó cómo se relacionan los internos, en estos tiempos de pandemia. "En consonancia con lo que pasó en todos los sistemas sanitarios del país, se autorizó el ingreso de la telefonía celular, que es la forma como hoy se están comunicando el 50% de las personas privadas de la libertad, porque ingresar un teléfono a la cárcel indica una serie de requisitos y condiciones que deben ser aceptadas", comentó el funcionario en LV10.

 

Control

Orellana explicó que no se controlan las llamadas en sí, "porque eso sería espiar a una persona", pero que, en caso de registrarse un delito, rápidamente se podría identificar a los implicados, ya que por cada móvil hay tres personas detrás. De todos modos, remarcó que "no hemos tenido ninguna denuncia relacionada o algún pedido de investigación, respecto al uso de la telefonía".

Advirtió, a su vez, que el uso de celulares está reglamentado. "No pueden ser utilizados en cualquier lugar de la cárcel, solo pueden ser utilizado en la celda", y comentó también que no hay horarios, pero sí se tiene en cuenta las horas de descanso.

Por otra parte, enfatizó en que el problema proviene de los teléfonos que ingresan ilegalmente, que no tienen número de registro y cuentan con una línea prepaga. "Esos son los teléfonos que generalmente se utilizan para hacer actividades criminales".

“Es un universo muy grande para decir no hay peligro. Lo que hay es más control, contrariamente a lo que se pensaba sobre el uso del teléfono. Si el teléfono está declarado y se cometen delitos con el teléfono, la Justicia viene y me consulta a mí y tengo que demostrar quien usó el teléfono", detalló.

También aseguró que se está evaluando la posibilidad de que las personas también puedan recibir educación, a través de los teléfonos legales, "tal cual lo estamos haciendo con los menores que están en sus casas o los adultos que siguen con educación a distancia".

Post pandemia analizarán si el sistema de telefonía lo dejan o lo retiran. "El teléfono indudablemente será motivo, en su momento, de una decisión judicial nuevamente en todo el país”, advirtió

 

Sin contagios

Remarcó, a su vez, que desde el inicio de la pandemia se apuntó principalmente a impedir que el virus ingresara a la cárcel, ya que el personal penitenciario es el que permanentemente circula. “Las cárceles de Mendoza, hasta el día de hoy, han tenido el resultado de cero contagio". La provincia tiene 18 alojamientos dentro de este sistema.  

Y agregó: "La cárcel no puede seguir en aislamiento, que significa inmovilidad. Hay que poner en marcha, ya lo venimos haciendo, los sistemas de Justicia, los sistemas de educación dentro de las cárceles".