|05/06/21 03:18 PM

La combinación perfecta entre el cuidado del ambiente y la inclusión

Desde La Rañatela, un taller que trabaja con personas con discapacidad, plantean un proyecto para mitigar los efectos de la contaminación creando un ambiente más saludable

Este sábado 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, después de que la Asamblea General de las Naciones Unidas decretara esta fecha en el año 1972 con el fin de concientizar a la población mundial sobre la importancia de los recursos naturales y su preservación. En Maipú funciona el programa de reciclaje que busca integrar la inclusión con el cuidado del medio ambiente a través del reciclado.

El Día del Medio Ambiente surgió con la idea de crear conciencia acerca de la necesidad de proteger y mejorar, en recuerdo a la apertura de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano, reunión en la que se aprobó el Programa de las Naciones Unidas para el Medio.

Fotos/ Gentileza

Desde nuestro rol como ciudadanos son muchas las formas en las que podemos contribuir al cuidado de la atmósfera, pero existe una que la tenemos al alcance de nuestras manos, y es el reciclaje.

Es por eso que desde La Rañatela, un Taller Protegido de Producción con más de 12 años de antigüedad y que tiene como principal objetivo la inclusión laboral de personas con discapacidad, se ideó un nuevo proyecto complementario a la actividad que desarrollaban – con la intención no solo de subsistir en el medio debido a la fuerte crisis social y económica que provocó la pandemia- sino también para seguir fortaleciendo una de sus bases, que es contribuir a la mejora de la calidad de vida e impulsar el desarrollo sostenible.

Fotos/ Gentileza

Este proyecto, llamado Ecogualdad es un programa que busca integrar la inclusión con el cuidado del medio ambiente a través del reciclado.

Marisel Maingard, encargada del área de recursos humanos explicó a El Ciudadano: “El trabajo incluye la recepción de material y elementos reciclables como cartón, botellas y papeles, luego el proceso de compactado y por último la venta del producto a las empresas que serán nuestros clientes principales en este proyecto”, logrando de esta manera el recorrido de la economía circular.

Ejemplos de juegos de estimulación temprana que se hacen con material reciclado

Pero acá no termina todo, porque “este trabajo tiene un objetivo complementario, que es reutilizar parte de este material en la elaboración y producción de otros elementos, como por ejemplo juegos de estimulación temprana que ya hemos diseñado, y hemos hecho y están en lugares donde los niños están recibiendo el valor agregado de este proyecto”, agregó Maingard.

Desde el taller protegido, invitan a la ciudadanía a sumarse a esta “tela de araña” para juntos ser cómplices del cambio, no solo en la búsqueda del cuidado del medio ambiente, sino también en la forma de aumentar las oportunidades de inclusión de las personas con discapacidad.

Fotos/ Gentileza

Por lo tanto quienes quieran “ser cómplies del cambio” pueden juntar, separar y recolectar los residuos reciclables para llevarlos a las instalaciones de la cooperativa (que es donde se realiza todo el trabajo) ubicada en la calle J. B. Martinez 200 de Maipú, o comunicarse al 2615341275.

Fotos/ Gentileza

 

 

 

TAGS