|24/11/20 06:33 PM

Dos efectivos policiales ayudaron a una joven madre a tener a su hija

Fue en el centro de salud 30 de Capital luego de que la parturienta llegara con avanzado trabajo de parto. La pequeña y su madre están en buen estado de salud

Por Redacción

Si bien estas historias se repiten a lo largo del tiempo, siempre es bueno reconocerlas sobre todo, por lo que significan para esa madre.

El lunes, una joven embarazada se presentó en el centro de salud N° 30 Arturo Oñativa de la capital mendocina con un avanzado trabajo de parto.

Dada la inminencia del nacimiento de su bebé, la enfermera de la guardia y dos policías (un hombre y una mujer) la ayudaron a dar a luz en dicho establecimiento ubicado en la intersección de avenida Alfonsín y Carlos Berdasco.

De acuerdo a lo informado, pasadas las 10 de la mañana de ese día la mujer trajo al mundo a Alma Oriana, una beba que pesó 3,300 kilogramos y midió 46 centímetros. La joven agradeció el apoyo y la compañía que recibió en esta etapa tan importante para su vida.

En buen estado de salud

El municipio de Capital informó a la prensa que tanto madre e hija se encuentran en “perfectas condiciones de salud” y que por protocolos sanitarios, fueron trasladadas al hospital Luis Carlos Lagomaggiore para realizarles los controles correspondientes.

Este centro de salud no cuenta con una maternidad ni un servicio de neonatología para brindarle la primera atención al recién nacido.