|03/02/21 07:20 AM

Detalles del plan del regreso a las aulas en el 2021

El Gobernador señaló que “la presencialidad es una de las alternativas para soslayar la brecha y la inequidad”. Las claves de lo que viene

El gobernador Rodolfo Suarez, junto al director general de Escuelas, José Thomas, participó del acto de inicio del ciclo lectivo 2021, que se realizó en el auditorio Ángel Bustelo, y fue el orador central, destacando: “Gracias a la contribución de todos ustedes conseguimos que el hecho educativo nunca se haya detenido en Mendoza.

En principio agradeció a los integrantes del sistema el hecho de “que nuestras niñas, niños y adolescentes hayan seguido teniendo ininterrumpidamente la posibilidad de seguir recibiendo contenidos escolares y contención afectiva. La posibilidad de que nuestros chicos hayan seguido aprendiendo a pesar de las difíciles circunstancias en que nos colocó la pandemia”.

 

Defensa de la presencialidad

Suarez reiteró que “en Mendoza las clases comenzarán con presencialidad. En un modo diferente, ordenado, contemplando nuevas problemáticas, pero con la convicción de que es lo mejor para nuestros alumnos y sus familias y, por lo tanto, es lo mejor para todos los mendocinos”.

De esta manera, el mandatario explicó: “Desde hace muchos meses hemos venido reflexionando juntos sobre esta vuelta a la presencialidad. Hicimos una prueba piloto y tuvimos muy buenos resultados. Una parte de nuestras escuelas e institutos de formación superior abrieron sus puertas. Ese fue un paso enorme, cuya valiosa experiencia anima la continuidad que deberemos darle al nuevo ciclo lectivo”.

Suarez en el Bustelo.

"Además, ha quedado demostrado que la incidencia de la presencialidad no ha producido alteraciones en el número de contagios en aquellos países que mantuvieron sus escuelas abiertas”, señaló el Gobernador. Sumó que “la ausencia sostenida de la misma, tal como alerta UNICEF, la Sociedad Argentina de Pediatría y otras organizaciones representativas, tendrá efectos devastadores en el desarrollo neurológico, psicológico, social y físico de nuestros niños y jóvenes”.

Así, indicó que “la presencialidad es una de las alternativas más sólidas para soslayar la brecha y la inequidad social y educativa, o al menos para no profundizarla en tiempos de crisis y pandemia. Postergar el regreso de esta modalidad es mucho más que relegar el futuro”.

En este sentido, resaltó la necesidad de que los estudiantes retomen la presencialidad tras señalar que no retornar a las aulas provocará “un daño de consecuencias irreparables para el conjunto de la sociedad, pero fundamentalmente para las oportunidades de crecimiento de nuestras chicas y chicos, no en tiempos potenciales, sino ahora mismo. Por eso se trata de una decisión que no admite demora alguna”.

“Necesitamos abrir las escuelas y vamos a hacerlo. La escuela es nuestro puente más firme hacia la movilidad social ascendente y, por lo tanto, la oportunidad más nítida de abordar nuevos horizontes de progreso individual y colectivo. Si algo hemos aprendido, es que los beneficios netos de mantener las escuelas abiertas superan largamente los costos de cerrarlas, aún en materia de salud y bienestar de los chicos”, argumentó el Gobernador.

 

Inversiones en las escuelas

En otro párrafo destacó la “cantidad de recursos que sostendrán el regreso a las aulas de una forma cuidada y ordenada. En cuanto a la infraestructura escolar, todos sabemos que se ha venido mejorando sustancialmente los últimos años, este 2021 tendremos un 76% más en el presupuesto destinado a ello”, y agregó: “Contamos con el fondo COVID de 42 millones para reparaciones menores en 122 escuelas. A esto se suman las intervenciones en 600 escuelas durante el 2020 y las casi 400 desde el inicio del 2021”, agregó el mandatario.

En lo que respecta a infraestructura tecnológica señaló: “Somos conscientes de los desafíos que se visibilizaron fuertemente el año pasado. Por eso contamos con una inversión ya ejecutada de 20 millones y dispondremos 50 millones más en 2021 para la adquisición de dispositivos para nuestras escuelas”.

Otros de los temas en los que hizo hincapié fue en la conectividad al detallar que será reforzada a través “del Programa Mendoza Educa, que en 2021 vuelve a fortalecer a las escuelas. Son 65 millones presupuestados para este año. La meta es que el 50% esté depositado en las escuelas al 1 de marzo y podamos luego continuar con un fondo cíclico cofinanciado por Nación en el segundo semestre. Estamos realizando grandes esfuerzos para que las escuelas tengan durante el mes de febrero depositado el fondo inicio, que suma 50 millones a nivel provincial”.

También repasó detalles de la inversión en insumos de limpieza y prevención, con $30,8 millones en 1.350 escuelas, y en material didáctico necesario para el inicio de clases, que implica un presupuesto de $50 millones.

 

Cinco puntos centrales del regreso

Suarez ratificó el inicio del ciclo lectivo para el 1 de marzo y destacó el trabajo para confeccionar los protocolos sanitarios que serán aplicados en los establecimientos escolares en el marco de la pandemia de coronavirus.

Ahora bien, ¿qué se sabe hasta ahora sobre los protocolos que se deberán cumplir?

  1. Las clases presenciales comenzarán el 1 de marzo. Desde el 10 de este mes los chicos con trayectorias débiles.
  2. Habrá bimodalidad: presencia en las aulas y virtualidad.
  3. Se implementará una alternancia de asistencia de alumnos por días.
  4. Se deberá mantener la distancia social en todos los casos y llevar colocado el barbijo.
  5. El tapabocas sería de uso obligatorio, incluso para los niños más chicos.

 

La opinión de la nación

El ministro de Educación Nicolás Trotta estuvo en Santa Fe donde reafirmó que el inicio de clases será presencial pero además con actividades desde casa. El objetivo del Gobierno es que al menos tres veces por semana los chicos tengan clases presenciales.

“Somos promotores del regreso de manera segura de los chicos a las aulas. Hemos establecido los protocolos para garantizar distanciamiento físico, tapaboca y ventilación, y eso implica la alternancia entre la presencialidad y la virtualidad, la pandemia no pasó", indicó el funcionario nacional.