|04/05/21 07:51 AM

Destacan la gestión de la pandemia en Mendoza sin descuidar la economía

Ante las críticas, el vicegobernador, Mario Abed, apeló a la conciencia y el comportamiento de la ciudadanía en las medidas sanitarias, para pensar en los que necesitan trabajar para comer. Aseguró que el sistema de salud no está colapsado

Con la decidida actitud de la Provincia de diferenciarse con las estrictas medidas que asumió el Gobierno nacional, plasmada en el último DNU. La administración de Rodolfo Suarez aplica aspectos restrictivos propios, dejando en claro que se quiere evitar un nuevo colapso de la economía mendocina, haciendo todo lo que se puede contra el COVID al borde del colapso de todo el sistema de salud y apelando permanentemente a la conciencia y responsabilidades de la gente.

La política de Estado, asumida por la administración del frente Cambia Mendoza, recibió una fuerte andanada de críticas, no solo de sectores de la oposición, esencialmente el justicialismo, sino de sectores profesionales, educativos y sociales para que el Gobierno sea más estricto en las medidas sanitarias o que se coloque en la misma línea que Alberto Fernández.

El punto más álgido de la postura mendocina ante la Casa Rosada fue no cerrar la presencialidad en las escuelas, seguido por la decidida señal hacia todo el arco económico y productivo de la provincia.

Quien salió a responder con argumentos sobre la posición de la Provincia frente a la pandemia del coronavirus fue el vicegobernador Mario Abed, quien, una vez más en lo que van dos años del gobierno de Suarez, habló con convicción lo que está haciendo la gestión en uno de los momentos más difíciles.

El primero en la línea sucesoria respondió preguntas, tras la inauguración de una importante ampliación que la OSEP hizo en el área de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital El Carmen.

Allí, ante medios de prensa, entre los que se encontraban CNN Radio Mendoza y El Ciudadano, Mario Abed contestó: “Las decisiones que se toman desde el Poder Ejecutivo, solo se puede entender cuando se gobierna. Los que hemos tenido la posibilidad de hacerlo, como yo que gestioné muchos años, entendemos las determinaciones que se deben tomar a diario o en circunstancias de emergencia. Estas expresiones que ustedes me observan, provienen de personas que nunca han ejercido un cargo ejecutivo y yo no las tengo en cuenta. En el discurso que dio el Gobernador, se plasmaron las cosas que esta gestión está llevando a cabo con muchísima responsabilidad, pensando en los mendocinos y no en un partido político”. 

 

Las críticas pretenden lograr connotaciones políticas electorales

Cuando se le observó que la oposición señaló que el Gobernador está perdido en su rumbo de gobierno, respondió: “¿A usted le parece que la Provincia está sin rumbo?, cuando la economía de nuestra Mendoza está abierta y cuidamos el trabajo hacia los mendocinos, me parece que quienes se expresaron de esa manera se equivocan. A pesar de ello y sin entrar a personalizarlos, los entiendo y le digo más, hemos tomado mucho de sus aportes”.

“El gobernador Rodolfo Suarez tiene muy claro dónde quiere a la provincia, cómo la quiere poner y hacia dónde va. Creo que estas observaciones tienen tono partidario y, lamentablemente, se da en un contexto donde no deberían verter este tipo de expresiones, cuando los mendocinos necesitan que todos juntos trabajemos por la salud de ellos y sobre todo por la económica”, resaltó Abed.

Para el vicegobernador, no escapa la consideración que todas las señales y expresiones por parte de la oposición estén ligadas al año de elecciones de medio tiempo, cuando dijo: “No tengo ninguna duda que se mezcla esa situación y, en ese marco, a nosotros lo único que nos interesa desde el Gobierno de la provincia es la salud de todos los mendocinos”. 

Cuando nuestro diario le preguntó de qué manera se le explica a la gente sobre las medidas que toma la Nación y las que asume la provincia para enfrentar la pandemia, explicó: “Lo nuestro en la provincia es el día a día, por eso los decretos que rubrica el Gobernador son sin fecha, medimos el pulso sobre el comportamiento de cada uno de los mendocinos. Considero que nosotros vamos a lograr la economía que queremos y la salud que pretendemos. Siempre y cuando nos cuidemos, no hay otra manera”.

Finalmente, el vicegobernador remarcó: “Creo que hay que entender que con el Gobernador no dividimos la Nación con la provincia. Nosotros, tomamos la pandemia y las medidas en el día a día, no hay fecha de vencimiento para los decretos. Apelamos a la conciencia y comportamiento de la ciudadanía en las medidas sanitarias y en el necesario distanciamiento. Está claro que no tenemos opciones y mucho menos una máquina de hacer dinero, tampoco podemos salir a subsidiar, ni entregar ATP a todo el mundo, eso no se puede hacer. Tenemos que pensar en aquellas personas que tienen que trabajar para comer y esto es lo que desvela al Gobernador. Como también en lo más grande que tiene Mendoza, la salud de cada uno de sus habitantes, por eso estamos dotando al sistema de salud con todo la mejor en tecnología, como la que hoy dejamos inaugurada en el Hospital El Carmen”.

 

“Nuestro sistema no está colapsado, solo está en estado crítico”

Quien también fue consultado sobre la muchas veces cuestionada situación prestacional de OSEP, fue el presidente del directorio, Carlos Funez, quien, al respecto del aporte de la nueva área UTI, dijo: “Nosotros, el año pasado, tomamos la decisión de una fuerte impronta en camas COVID, algo que fue muy acertado en camas comunes como en las unidades de terapia intensiva. Al respecto, aclaro que cuando me hice cargo de la obra social en este hospital habían16 camas de Terapia y cuatro de intermedia, hoy con la puesta en funcionamiento de ocho camas más, alcanzamos a un total de 42 camas en el Hospital El Carmen. De ese número, cuatro son de pacientes polivalentes en caso de gravedad, el resto son para pacientes COVID”.

Al consultarle sobre la situación de colapso denunciado sobre el Hospital El Carmen, aclaró: “Colapso es una definición muy difícil de pronunciar. Nosotros no la usamos todavía, porque cuando lo hagamos es que no tenemos insumos, oxígeno o cuando un laboratorio decide que lo que fabrica no alcanza. Sí podemos decir que estamos trabajando con altas tasas de uso en este hospital, prácticamente a un 100% en forma permanente, porque es el hospital referente de toda la obra social de la provincia, todos vienen acá, cuando esto se colma, que sucede, comenzamos a derivar porque la obra social tiene contratadas 18 camas en el sistema privado, por lo tanto, todos los afiliados y afiliadas de la provincia cuentan con 60 camas de unidad de Terapia Intensiva, contando con estas ocho camas que dejamos inauguradas. Hay momentos que sabemos que estamos al límite y es con esa infraestructura que lo enfrentamos, una cuestión que nos pone, reitero, al límite, no al colapso”.