|05/09/21 10:03 AM

Desplazan a Spezia de la Dirección de la Mujer de la Corte

Por determinación del máximo tribunal de Justicia local, la mujer ocupará en cargo en el fuero Penal junto a Mario Adaro, Omar Palermo y José Valerio.

Luego de que la Suprema Corte de Justicia de Mendoza ocupara a distintos medios periodísticos locales por lo ocurrido con el ahora polémico expediente digital, el lunes se llevará a cabo el próximo movimiento dentro del máximo tribunal. Desde ese día, la abogada abogada feminista, con formación en políticas públicas de géneros en FLACSO Argentina, Stella Spezia, dejará la Dirección de la Mujer y retornará en la Sala II, Penal y Laboral.

 

 

La especialista en asuntos vinculados a violencia de género, luego de ser removida de su anterior cargo, en los últimos días fue designada en su nueva función por los tres ministros que integran la sala: Mario Adaro, Omar Palermo y José Valerio. Especialmente “para atender cuestiones de géneros en materia jurisdiccional de la Suprema Corte de Justicia. Por tanto, a partir del lunes me desempeño en la Corte, en el 4 piso, y por supuesto en temas de violencias por razones de género”, precisó Spezia.

“Desde donde me lleve la Corte siempre lucharé por los derechos humanos de las personas”, informó Spezia luego de haber sido reemplazada de común acuerdo por Dalmiro Garay, José Valerio y Teresa Day. Y lo interesante es que la Dirección de la Mujer será ocupada por Emiliana Lilloy (foto), la abogada, feminista y exdirectora de la Diplomatura en Perspectiva de Género en Seguridad y Justicia IUSP-UNCuyo.

Desde el departamento de Prensa del máximo tribunal local explicaron que "de hecho se la ha puesto de relatora en la Corte porque ese es el cargo que ella tiene, ya que ha estado cobrando como en una función administrativa cuando tenía una equiparación a magistrada, esa es la razón".

"Incluso se la intimó para que se jubilara como equiparada y técnicamente el traslado se produjo para que cobre como magistrada cuando estaba ejerciendo su función como administrativa", remarcaron.

 

 

Lilloy había generado algún tipo de polémica con su nombramiento, en abril pasado, como asesora en Perspectiva de Género en la Dirección de la Mujer. Una maniobra que muchos criticaron al no haber sido nombrada por concurso. El 26 de abril Bien Cuyano detalló que la mujer “es hija de Ricardo Lilloy (foto superior) quien ocupó el cargo de director de OSEP donde es recordado por un incendio en las instalaciones de la obra social donde se perdió gran parte de la documentación del organismo”. 


En criollo, el enroque en el máximo tribunal de Mendoza reforzará al fuero Penal dejando sin la asistencia experta de Stella Spezia a los de Civil y de Familia. Este último en el centro de la atención luego de que los abogados y abogadas que trabajan en los tribunales de Familia reclamaran con firmeza ante los serios inconvenientes generados por el mentado expediente digital que tuvo su corolario con una movilización en las escalinatas del Palacio Judicial.

 

Preocupa la defensa de los derechos de la mujer 

“Hoy hay que denunciar el retroceso en los derechos de la mujer. Vemos como candidatos a legisladores y actuales legisladores se manifiesta en forma misógina y demuestran desconocer derechos constitucionales. Nos sorprenden diciendo que la Ley Micaela no debería ser obligatoria, demostrando un nivel de ignorancia grave sobre los derechos constitucionales”, reaccionó Carolina Jacky.

La mendocina destacó que “mientras esto sucede en nuestra cara, nadie dice nada. Hace un par de meses la Corte de Mendoza decidió sacar a la doctora Stella Spezia, quien tenía a su cargo la Dirección de la Mujer de la Corte. Años de experiencia y capacitación en la materia para que, en silencio, a escondidas, en un verdadero acto de violencia institucional, de un día para el otro se la desalojara de su oficina, sin mediar palabra ni explicación”.

 

 

En un actuar que Jacky consideró como “autoritario, posiblemente persiguiendo, no sé qué intereses políticos, no existe nada escrito de esta decisión, sino solo el hecho del desplazamiento. Lo más grave en este caso es la falta de publicidad de este acto administrativo de la Corte. No se publicó Acordada o resolución sobre este desplazamiento. Tampoco se dio explicación, una forma autoritaria de actuar que hoy afecta el derecho de las víctimas”.

“Hoy muchas víctimas de violencia de género que concurren a la dirección que conducía la doctora Stella Spezia manifiestan que son derivadas y no atendidas debidamente. La Dirección de la Mujer de la Corte se está convirtiendo en otro espacio de violencia institucional. No faltará mucho para que se inicien juicios por esa falla en la atención”, reflexionó la abogada especialista en violencia de género.

 

Jacky especuló que “posiblemente se convierta en un gabinete para que sus integrantes hablen de violencia de género, mirándose el propio ombligo. Hacer que hacen sin hacer nada, pero todos debemos pagar esos costos. La mentada capacitación de la Ley Micaela está fracasando”.