|29/09/21 07:31 AM

Denuncian trato “inhumano” en alta montaña

Aseguran que los camioneros y otras personas que deben cruzar la cordillera sufren largas esperas, sin poder utilizar baños ni acceder a alimentos saludables. APROCAM prepara demandas y el diputado Vadillo hizo presentaciones

La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y el Ministerio de Trabajo de nuestro país se vieron sorprendidos por las graves denuncias presentadas debido al estado en el que se encontrarían las personas que deben hacer trámites en la frontera entre Argentina y Chile, en plena cordillera de los Andes.

Las denuncias delatan cuestiones graves por las que pasarían tanto los conductores del transporte de carga pesada como las personas que han comenzado a traspasar el límite con la apertura que se dio para el ingreso hacia ambos países. 

Los manifiestos hablan de más de 12 horas de espera, tiempo en que las personas no podrían utilizar sanitarios ni tendrían acceso a alimentos, además de que ni siquiera se tendría en cuenta a personas con enfermedades o discapacidades.

Las fuertes observaciones apuntan a la delegación de la Aduana Argentina, a la que consideran responsable por todas las vicisitudes que estarían pasando quienes pretenden cruzar la cordillera. 

Del tema se hicieron cargo la Asociación de Propietarios de Camiones de Mendoza (APROCAM) y el diputado provincial Mario Vadillo. La entidad, a través de sus asesores jurídicos, está preparando una serie de presentaciones y demandas ante los estrados judiciales federales, y en el caso del legislador, la elevación de notas a organismos nacionales y la solicitud formal de que se expida enérgicamente la Legislatura mendocina ante el Gobierno nacional.

Al respecto, El Ciudadano entrevistó a Vadillo, diputado por Ciudadanos por Mendoza Partido Verde, quien dijo: “En las últimas horas del 22 de septiembre denunciamos ante la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y la Legislatura provincial violaciones a los derechos humanos y laborales que estarían ocurriendo en nuestro territorio por parte de la Aduana Argentina”.

 

Diputado provincial Mario Vadillo.

 

—¿Qué es lo que denuncia específicamente?

—Que toda persona que se encuentra en la frontera pasa más de 12 a 14 horas a la intemperie sin ningún tipo de servicios sanitarios ni comida saludable. Una larga espera que sufren tanto los camioneros como quienes por motivos especiales, en su mayoría por temas de salud, esperan ser atendidos.

 

—¿Quién produce este cuello de botella?

—La Aduana Argentina en Mendoza, y no puede ser que no cuente con recursos humanos suficientes para que la tramitación sea ágil. Debe contar con preformas y sistemas digitales para evitar formularios innecesarios. Además, lo fundamental es tener una infraestructura que permita un tránsito ágil.

 

—¿Las denuncias solo se hicieron en la Secretaría de Derechos Humanos?

—No. Ejerciendo nuestro rol de tercera fuerza política nos hemos dirigido también al Ministerio de Trabajo de la Nación por la inaceptable situación que siguen pasando los choferes de camiones. Algo con lo que hemos coincidido con APROCAM. También lo hicimos personalmente ante el jefe de la Aduana de Mendoza y la Gendarmería Nacional. Y lo seguiremos haciendo porque buscamos que se brinde una urgente solución a situaciones infrahumanas que pasan muchas personas en el paso fronterizo.

 

“La aduana no es buen marketing para la provincia”

Ante lo denunciado, también le consultamos al legislador si tienen previsto recurrir ante los estrados de la Justicia federal, a lo que respondió: “No se deja de lado esa opción, porque es mucho el daño físico, moral y económico que esta circunstancia produce en muchas personas”. 

“El caso del transporte de carga pesada es un fuerte ejemplo que tiene innumerables episodios, donde se perjudicó al comercio, las empresas y al recurso humano, por lo que acompañaremos toda acción que los abogados de APROCAM encaren en los juzgados federales”, aseguró Vadillo.

—¿Piensa que de no hacerse nada esto podría empeorar en los próximos días? 

—Mire, creo que con la apertura del turismo es muy necesario que la Aduana funcione correctamente. La provincia necesita esos ingresos y eso solo se producirá si el turismo vuelve. Por lo que se hace imperioso que la Aduana sea ágil y que no trabe el turismo. 

“Pero, ampliando la respuesta, creo que en los próximos días la situación y las demoras en alta montaña podrían empeorar con la llegada del turismo. Venimos de una pandemia que nos devastó económicamente y una de las estrategias para reactivar la economía es el turismo, lo cual celebro y me parece muy importante”, expresó el legislador. 

Y agregó que “a esos turistas hay que atenderlos bien, hay que cuidarlos para que vuelvan y recomienden a Mendoza como destino. Imagínese que usted haga turismo en otro país y lo tengan esperando horas y horas de manera innecesaria, con maltrato administrativo y de infraestructura... ¡No vuelve más!”.

“Imaginemos entonces una familia que deba esperar 14 horas en el paso fronterizo argentino-chileno. Indudablemente la Aduana Argentina no es un buen marketing para la provincia”, reflexionó con acidez Vadillo.