|24/11/21 10:28 AM

Denuncia de familiares de policías caídos en cumplimiento del deber

Liliana Cortez, titular de la Asociación de Esposas de Policías de Mendoza, dice que no reciben los beneficios estipulados en la Ley 6.722 y tampoco la respuesta del Estado

Un numeroso grupo de mujeres que cargan dos cuestiones muy duras sobre sus espaldas –la pérdida de sus esposos y llevar adelante un hogar– han salido a expresar públicamente lo que les está ocurriendo.

Esta acción deja al descubierto la desidia que sufren desde hace mucho tiempo las viudas y los hijos de policías que entregaron su vida para morigerar los actos de violencia que imperan en medio de la inseguridad que sufre Mendoza desde hace tiempo.

La molestia de los familiares parte se basa en que no habrían recibido lo que la Ley 6.722 indica, y en muchos de los casos ya han pasado diez años incomprensiblemente. Se refieren a la asistencia que los organismos específicos deben dar a esos hogares que con la desaparición del ser caído perdieron el sustento. Una respuesta que está prevista en la ley y que no debe superar los sesenta días en lo que se refiere a una primera asistencia y con la pensión correspondiente prevista para estos casos.

Las mujeres y sus familias no habrían tenido ninguna respuesta que explique lo que está pasando, ya que los funcionarios del Ministerio de Seguridad y de la Oficina Técnica Previsional (OTP) se han llamado a silencio ante sus consultas y también a las periodísticas.

En el caso de la OTP no es la primera vez que es señalada con fuertes críticas desde la fuerza de seguridad provincial. Hace poco fueron los policías retirados los que hicieron duros  reclamos ante la Bicameral de Seguridad de la Legislatura por lo que estaba ocurriendo “en torno a interminables trámites jubilatorios que, junto a la ANSES, conforman un inaceptable combo de trabados y negligentes trámites”, según se indicó oportunamente.

Son 24 las viudas que esperan su pensión durante años

Se hace difícil para la comunidad mendocina poder entender que quienes perdieron a un papá, un hijo o un esposo policía tengan que pasar por vicisitudes que podrían evitarse con eficiente rapidez”, señalan desde hace tiempo en sectores que hacen el seguimiento puntual de este tema que tomó ribetes muy preocupantes.

“Sólo hay que recordar el merecido homenaje de despedida al inspector de la Policía Vial Jorge Carlos Cussi, quien junto al auxiliar Daniel Ríos perdieron la vida en 2018 bajo la demencial arremetida de Alberto Petean, quien escapaba tras apuñalar a su esposa y hoy cumple prisión perpetua. Desde aquel doloroso episodio que conmovió a Mendoza, las viudas de los policías sobreviven a difíciles tiempos de inasistencias del Estado señaladas”, observaron.

La titular de la Asociación de Esposas de Policías de Mendoza, Liliana Cortez, confirmó el tema a El Ciudadano. “Mire, soy muy directa, las viudas hoy no están cobrando nada de lo que deberían recibir del Estado”, aseguró

—¿Cómo es eso?

—Hay 24 viudas que esperan, que van desde 4 a 14 años, que la OTP las tiene en idas y vueltas. Las hacen presentar tres o cuatro veces los mismos trámites con interminables demoras. Por lo que la señalo como la encargada y responsable de que hoy nuestras viudas no cobren su pensión.

—Pero, ¿no existe ley y procedimientos que indiquen cómo es este trámite?

—Sí, todo eso existe y le detallo en primer lugar que la viuda de un policía que fallece en acto de servicio debería cobrar en no más de 60 días un beneficio que está en la Ley 6722.

—¿Cuál es el detalle?

—Ese beneficio es de 56 sueldos, más 6 sueldos por hijo. Para nuestra entidad, hasta el día de hoy, ninguna de las 24 viudas ha cobrado ese  beneficio. Es de imaginar que la pensión es una odisea.

—No se entiende que existiendo una ley y un organismo suceda esto.

—Créame, cobrar esa pensión es una odisea. Todo comienza en los trámites que debemos iniciar ante la OTP, donde para recibir la documentación respectiva ese organismo nos hace padecer interminables esperas. Se complica aún más cuando los trámites quedan inconclusos. Por eso hay viudas que cobran $3.500 y otras $14.000, lo que es demostrativo de las necesidades que pasan las viudas de nuestros policías.

—¡Son migajas!

—Usted entenderá que son muchas y graves las necesidades de esas mujeres con sus hijos. Más grave aún cuando la OTP tiene este accionar y no da respuestas certeras por las pensiones que deben recibir. Sólo un simple e ínfimo adelanto con una cuenta bancaria para cobrar del 1 al 10 de cada mes.

“Esa es la realidad que pasan las viudas y los hijos de nuestros héroes caídos en Mendoza. Policías que fueron despedidos con merecidos honores por sus camaradas y el reconocimiento de la comunidad, y sin embargo y como ejemplo, la viuda de Cussi debería haber cobrado a los dos meses como dice la  Ley 6.722. Esa comunidad que despidió a su marido debería preguntarse cómo está hoy esa mujer y si ella y sus hijos recibieron el legítimo beneficio que debe darle el estado”, remarcó con sentimiento Cortez.

TAGS