|16/03/21 02:02 PM

Damos puerta, la alquimia que cruza el vino con el rock

La presentación de "Damos puerta", en Las Perdices, tuvo una fiesta completa que combinó a la perfección el rock y el vino de la mano de Turf. Fotos: Delfo Rodríguez

La vida nos muestra siempre intersecciones curiosas, llamativas. Solo hay que estar dispuesto a percibirlas, a ver un poco más allá de lo evidente, y en todo caso sumar imaginación.

Así, un festival de rock –el más importante del país- y una vendimia pueden tener más puntos de contacto de los que imaginamos. Cuando esa alquimia se produce, la magia puede llenar una copa con el perfecto elixir de Las Perdices, llamado Damos puerta, y deleitarnos al compás de la música que nos cruza el cuerpo y el vino que nos acaricia el alma.

Turf

Es que si la vendimia corona un año de trabajo en la viña, de esfuerzos y sabiduría aplicada a la tierra y al fruto, el grito de "Damos puerta" corona también un año de trabajo, que arranca cuando se apagaron las luces del escenario del Cosquín Rock, tras la última noche, y comienza a pergeñarse el del año siguiente.

A partir de ahí serán doce meses de organización, de búsqueda, de descubrir nuevos sonidos y gestionar las presencias. De armado de un cronograma que equilibre los tantos de cada noche de rock, con estrellas consagradas y figuras nacientes, con géneros distintos y una multitud ávida de sonidos que convocar y convencer, para que la fiesta sea completa.

Amadeo Zanotti, Fabu Carrasco, Facundo Oliva, Simón Olmedo y Pablo Silvestre. Foto: Delfo Rodríguez

Luego de ese año de trabajo, con los nervios y la ansiedad contenidas, con las masas expectantes y las bandas calentando sus dedos, llega la orden: "damos puerta", y el predio se llena de sonidos, de disfrute, en la fiesta incomparable del rock.

Pablo Silvestre, International Sales Director de Las Perdices y factótum de este vino, nos cuenta que "el vino surge por el vínculo que tenemos con la gente de Cosquín Rock, allá por 2018 empezamos a trabajar, hicimos dos vinos antes que salieron para el 20 aniversario del festival, un tinto y un blanco, y siempre nos quedamos vinculados, con muchas ganas de hacer cosas, con la idea de unir mucho el rock y el vino".

Silvestre cuenta que también, antes sacaron el vino de Las Pelotas, también de La Renga, "y este sería nuestro vino número ocho, que ya es de más alta gama, que va a andar muy bien, y tiene un nombre muy simpático. Es un corte de 80% malbec, 10% de cabernet franc y 10% de cabernet sauvignon, reserva 2017, y es una apuesta más a seguir haciendo trabajos en forma conjunta entre la bodega y la organización del festival".

Obviamente este vínculo promete ser fructífero y sólido, y Pablo cierra anticipando que "se vienen cosas muy lindas".

La fiesta

Por supuesto, la presentación en Las Perdices no fue un evento más. Tal como correspondía a la oportunidad, en el hermoso parque de la bodega de Agrelo, rodeados de viñedos y con el fondo imponente de Los Andes, la tarde fue dando lugar a la noche, entre vinos y appetizers, y cuando la oscuridad ganaba espacio, subió Turf al escenario para desgranar unas cuantas perlas de su gran carrera.

Paula Romagnoli,Juanchi Moles y Fabuloso Carrasco junto a los integrantes del Grupo Turf Joaquín, Leandro y Rispic. Foto: Delfo Rodríguez

Fue una fiesta completa. El rock y el vino siguieron cimentando su matrimonio, desde donde el vino nace y donde la música llegó hasta la cordillera.

Dolores Luhning y Macarena Revolta. Foto: Delfo Rodríguez

Catalina Mazzola y Gonzalo Carelli. Foto: Delfo Rodríguez

Florencia González y Meme Civit. Foto: Delfo Rodríguez

Daniela Cornio, Paula Nieva, Cecilia Lasagno y Gabriel Jiménez. Foto: Delfo Rodríguez

Gonzalo Arroyo y Nadia Flores Foto: Delfo Rodríguez

Silvia Poncio y Aníbal Díaz. Foto: Delfo Rodríguez

Foto: Delfo Rodríguez

TAGS