|08/10/21 02:45 PM

Cuestionan el proyecto de seguridad laboral de Fernández

Alertaron que el Presidente avanzó sin la participación de los colegios de profesionales de las provincias que nuclean a los responsables de higiene, seguridad y ambiente

La prevención de los accidentes de trabajo en Mendoza, y en el resto del país, continúa siendo un tema caro de análisis y preocupación de parte de los profesionales en higiene y seguridad, que siguen reclamando la normalización de ese sector en la provincia cuyana. Pero ahora, mantienen una señal de alerta respecto a la reciente iniciativa planteada por el mismo presidente Alberto Fernández.

Sin embargo, además de continuar con su remanido reclamo por la colegiación que pretende beneficiar a todo el personal en higiene, seguridad, salud y ambiente laboral de Mendoza, el licenciado en Higiene y Seguridad Matías Aciar (foto), ventiló su inquietud respecto a que "hoy la prevención está en manos de la burocracia y de las compañías y parece que ese esquema no cambiará". Lo hizo aludiendo al reciente anuncio desde la Casa Rosada de plantear la formación obligatoria de comités mixtos de seguridad, salud, medio ambiente y prevención de riesgos de trabajo en empresas de más de 100 trabajadores.

 

 

"Esto está visibilizando un verdadero dilema", analizó Aciar. La mirada del licenciado mendocino se centró en "la falta de un control eficiente al momento de diagramar una estrategia preventiva en las distintas empresas y tareas que deben cumplir los trabajadores que siguen, en muchos casos, estando desprotegidos y donde las mujeres, especialmente, siguen sufriendo tratos abusivos y discriminatorios".

Con ese planteo es que Aciar explicó que los "comités multidisciplinarios de higiene, seguridad, salud y ambiente laboral deberían estar integrados, salvo un mejor criterio, por representantes gremiales. Que deberían apalear a contratar profesional en higiene, seguridad y ambiente matriculados, para formar parte del comité, representantes de la empresa y de los trabajadores". 

El hombre explicó que "se trata de un proyecto originalmente presentado por secretarios gremiales, con la mirada desde el ministerio de Trabajo y Mujeres, Género y Diversidades, sin participación de los colegios de profesionales de las provincias que nuclean a los responsables de higiene, seguridad y ambiente, quienes intervienen con el trabajador de a pie, para evitar accidentes en las industrias".

 

 

En la reunión, en el Salón Eva Perón de la Casa Rosada, participaron los secretarios generales de la CGT, Héctor Daer y Carlos Acuña; Antonio Caló (UOM); Andrés Rodríguez (UPCN); Gerardo Martínez (UOCRA); el diputado nacional y dirigente de la CTA, Hugo Yasky; Marina Jaureguiberry (SADOP); y Hugo Godoy (ATE).

"Para el caso de la minería se realiza de forma diaria, como el caso de la industria del petróleo que se realizar de forma semanal, la mismas son de implementación de certificaciones internacionales, dado a los altos estándares y de implantación obligatoria", recordó. 

Para el profesional, se debe tener presente que se pretende implementar algo que ya existe desde la creación de Ley de Higiene y Seguridad, "hace ya casi 50 años, con su legislación vigente, para su implementación, como la Ley 14408/12 con su Decreto reglamentario 801/14, la cual no representa ni al 2% de las empresas registradas con más de 100 empleados", dijo. Y añadió: "En la actualidad son los profesionales de higiene, seguridad y ambiente, quienes componen su armado en las diferentes industrias de la matriz productiva nacional".

 

 

"Esto le impone un primer límite: no se tratará de un organismo independiente, sino que estará dependiente a una rosca permanente con los mismos que todos los días tomando como parte de sus registros contables", señaló. 

La falta de independencia advertida, para Aciar, quedó clara en otras condiciones: "Las partes no podrán actuar directamente, sino que tendrán que pedir la intervención del Ministerio de Trabajo (autoridad de aplicación). No se superpondrán con las ART, que seguirán teniendo sus potestades. Lo cual adelanta que el tratamiento, promete alguna controversia con las cámaras empresariales por el acceso a la información de las empresas"

"Las potestades del comité serán totalmente limitadas, podrán pedir informes, hacer recorridas analizando la CyMAT, (condiciones y Medio Ambiente de Trabajo), pero cuando exista un riesgo grave e inminente para la salud psicofísica del trabajador, no tendrán la potestad de detener ninguna máquina o línea. Si le reclaman al supervisor y no responde podrá recurrir a la autoridad de aplicación. Si ocurre fuera del horario del ministerio, puede dejar un mensaje o llamar al otro día, si está a tiempo", marcó. 

 

 

En tanto, apuntó que "el problema no será solo que sean multidisciplinarios, sino que la elección de los miembros quedará en manos de estas organizaciones que representan al empleado. Si hay más de un sindicato, tendrán que prorratear estos lugares, donde se debería incorporar el cupo femenino". 

Más allá del debate sobre los “poderes” y ataduras de los comités, "hay algo que no podemos perder de vista", sentenció Aciar. "Todas estas medidas siguen siendo no solo en el marco de un sistema de riesgos de trabajo heredado de la época de los años ´90. Las Aseguradoras de Riesgos de Trabajo administran un sistema destinado a los gastos derivados de las enfermedades o accidentes laborales. Según el proyecto, el comité participará de todas las facultades y obligaciones que concede la ley 24557 de ART. Resonemos para que la economía funcione a pleno en la pandemia, el COVID-19 se transformó en una enfermedad profesional no listada. Las ART se encargaron de administrar pérdidas y ganancias", criticó.