Mendoza, Argentina
Mendoza, Argentina

|02/07/20 02:48 PM

Cruce de acusaciones políticas por la juntada clandestina en Maipú

El diputado Duilio Pezzutti advirtió que hubo intencionalidad política, por parte del Ministerio de Seguridad, al detallar que de la juntada formó parte un familiar del intendente. Aseguró, además, que se cuidó la imagen de otro dirigente oficialista

Continúan los inconvenientes en torno a la juntada clandestina que se realizó en el departamento de Maipú, en la madrugada del miércoles. La noticia no solo apuntó a ilegalidad de la reunión, que habría incluido apuestas y alcohol, sino también a la presencia de trabajadores municipales y de un familiar del jefe comunal, Matías Stevanato. 

Las miradas apuntaron al intendente maipucino, quien no tardó en hacer de público conocimiento las medidas tomadas frente a lo ocurrido.

Pero no quedó todo ahí. Este jueves, el diputado provincial Duilio Pezzutti, presidente del Partido Justicialista de Maipú, hizo su descargo en su cuenta de Twitter y apuntó de manera directa hacia el Ministerio de Seguridad.

Aseguró que evitaron informar que "en la juntada clandestina participó el primo del senador provincial y dirigente radical Diego Costarelli Luconi. Usan organismos públicos para ensuciar dirigentes de la oposición y encubrir a los oficialistas".

Pezzutti, en diálogo con El Ciudadano, aseguró que lo más grave en este caso fue "la información oficial, donde especifica el parentesco entre esta persona y el intendente, y oculta el parentesco de Alejandro Luconi con el senador radical". 

"Entiendo que hay una intencionalidad política de perjudicar la imagen del intendente", aseveró e indicó a su vez que "estas modalidades de persecución y escrache son una característica de este gobierno y del anterior. En Maipú lo hemos sufrido mucho". 

Siguiendo la misma línea, el legislador marcó que no es la primera vez que sucede y, a modo de ejemplo, comentó que durante la campaña electoral las cámaras de seguridad solo custodiaban la cartelería del candidato opositor en el departamento. 

"Ni Stevanato ni Costarelli tienen que hacerse cargo de lo que hacen sus familiares, pero sí es necesario que el Ministerio de Seguridad resuelva los innumerables problemas de inseguridad que tenemos en Maipú y que no se dediquen a utilizar un hecho delictivo, que es muy grave, para un beneficio político". 

Por último agregó: "Me parece necesario que esto se sepa para que el gobernador y el ministro de Seguridad tome nota y cartas en el asunto, y que esto no le pase a nadie más. Que no se use un hecho de terceras personas para involucrar a un dirigente político".