|06/05/21 07:39 AM

Cornejo está internado en el Hospital Central y recibe asistencia respiratoria

Un alto funcionario del efector de salud informó que el diputado nacional está en una sala con otros enfermos y se evalúa su estado para darle el alta médica

El cuadro de salud de Alfredo Cornejo indica mejoría tras sufrir contagio de coronavirus y ser internado inmediatamente el pasado sábado por complicaciones respiratorias.

Al respecto, el médico Carlos Zanessi, jefe de Clínica Médica del Hospital Central, informó que el diputado nacional, “se encuentra sin fiebre, estable, hemodinámicamente compensado y con una evolución favorable. En estos momentos se trata de ir desvinculándolo de la asistencia del oxígeno que se le aportaba”.

En vista de lo que expresaba el profesional, se le preguntó inmediatamente si pronto se le daría el alta, respondió: “Es muy probable, siempre y cuando los parámetros clínicos y los exámenes complementarios que estamos realizando así lo indiquen”.

Carlos Zanessi, miembro del Hospital Central.

 

Hasta ahí, el parte médico del estado de salud del legislador nacional, que sería normal, sino fuese que se ha dado recién este miércoles. Cuando, asombrosamente se citó a una conferencia de prensa para un parte médico que se tendría que haber dado al momento que el diputado fue internado, dado que, esencialmente, es un hombre público con mucha incidencia en la vida institucional de la provincia y del país.

 

Sutiles respuestas a cinco días de la internación de Cornejo

Tras escuchar el estado de salud de Alfredo Cornejo, El Ciudadano hizo una serie de preguntas, que consideramos deberían ser respondidas por el director del Hospital Central, Ariel Herrera, quien, asombrosamente, no estuvo al frente para hablar de la internación de Cornejo en ese efector y su estado de salud. Máxime, si se tiene en cuenta que fue personalmente quien recibió e internó al legislador.

Por lo que los interrogantes que planteó este diario fueron al jefe de Clínica Médica, Carlos Zanessi, a quien se le preguntó en primera instancia, ¿por qué recién ahora se daba un parte médico, a casi cinco días de la internación del diputado nacional?, a lo que respondió a modo de asombro: “Lo desconozco, nosotros, el equipo médico, hemos dado partes a los directivos (¿?)”.

La segunda pregunta que se le planteó al médico radicaba en expresiones del personal de la salud de dicho nosocomio, que por temores a sanciones prefirieron no darse a conocer. Estas personas habrían asegurado que Cornejo ingresó con un trato especial, donde se dispuso una habitación solo para él con su custodia y sobre ello dijo: “El trato es exactamente igual, el diputado se encuentra en una sala común de medicina interna, no es una sala como la que se internan todos los pacientes (¿?)”

Inmediatamente, y ante el tercer interrogante sobre si fue necesario mover pacientes de ese sitio, como lo habrían asegurado fuentes anónimas del hospital, para mantenerlo aislado del resto de la población hospitalaria, Zanessi, expresó: “No está solo, está acompañado por otros pacientes. No se hizo ningún cambio para internarlo, es más, está con otros pacientes en una sala convencional, no hay salas especiales en el hospital”. 

Las dudas de muchos sectores de la comunidad al respecto de este asunto estuvieron argumentadas con sorpresas, interrogantes, molestias y hasta se diría, enojos. 

Esto último, porque la internación del legislador nacional se dio en el medio de un duro panorama que indica que el sistema sanitario, tanto público, como privado, están colapsados, como para justificar los múltiples reclamos de la gente que no encuentra camas de internación y, en muchos casos, camas UTI COVID por severos cuadros de mujeres y hombres, que en su mayoría terminaron falleciendo.

Médicos y personal de la salud del principal efector público de Cuyo habrían sido testigos del trato preferencial y produjo incomodidades por no poder responder a la gente que interrogaba y hasta increpaba, que ese mismo trato lo hayan recibido muchos pacientes, solo con una cama y un respirador.