|15/01/22 09:56 AM

Cansados del calor: así estará el tiempo el fin de semana

Todavía se sienten las altas temperaturas en todo el país, pero de a poco empieza a llegar el alivio: cómo siguen los días

Por Redacción

Con una intensa ola de calor que se vive en Mendoza y el país desde inicios de la semana, parece que no haber respiro. El alivio todavía no llega y habrá que esperar a la semana que viene.

Mientras tanto, te contamos cómo va a estar el tiempo durante el fin de semana, en el que todavía hay que hidratarse y cuidarse mucho del calor.

Este sábado 15 de enero arrancó un poco más "agradable" que otros días, aunque ya se siente cómo sube la temperatura. Desde Contingencias Climáticas indicaron que todavía estará "muy caluroso y parcialmente nublado".

A su vez anticiparon que habría vientos moderados del sudeste y tormentas aisladas hacia la noche. La máxima de este sábado es de 39°, con una mínima registrada de 25°.

El domingo, en cambio, habrá "poca nubosidad" pero sí un descenso de la temperatura, con vientos moderados del sudeste. Si bien no baja abruptamente, un pequeño alivio trae el último día de la semana: máxima de 34° y mínima de 24°.

Ya a partir del lunes empezará el marcado descenso de la temperatura y los ingresos de pequeños frentes fríos, lo que se asentará aún más el martes.

Argentina en llamas

El país arde, no sólo por el calor sino por la gran cantidad de incendios en diferentes puntos. Esta situación se agravó con el calor y las sequías, que después se revertiría, pero aún preocupan los focos activos y se buscaban voluntarios.

Esta semana hubo récord, con muchas provincias superando los 40° y 41°. Desde el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) destacaron sobre todo a Mar del Plata, que registró 41.9° y fue la marca más alta de su historia. Incluso hay situaciones parecidas en la costa, lo que llama la atención teniendo en cuenta que es una zona un poco más fresca.

Este fin de semana todavía se va a sentir la ola de calor en Argentina, pero afortunadamente ya queda poco para sentir un poco de alivio y estar más frescos.