|26/07/21 08:40 PM

Bento fue procesado por coimas y embargado por más de 320 millones

Así lo dictaminó el juez Eduardo Puigdéngolas, quien además decidió trabarle un embargo sobre sus bienes y los de su esposa

Por Redacción

El juez federal Walter Bento fue procesado este lunes 26 de julio por los delitos de asociación ilícita, enriquecimiento ilícito, lavado de activos y seis hechos de cohecho pasivo.

El titular del Juzgado Federal 1 de Mendoza, fue acusado en mayo como presunto líder de una asociación ilícita dedicada al cobro de coimas a cambio de beneficios judiciales. A partir de ese entonces, comenzó una investigación luego de un peritaje al teléfono de un detenido por narcotráfico en el que aparecían mensajes con su abogado, que daban cuenta de la existencia de maniobras judiciales irregulares sobre la liberación de personas detenidas a disposición

La medida fue dictada por el juez Eduardo Puigdéngolas, quien decidió trabarle además un embargo de más de 327 millones de pesos sobre sus bienes y los de su esposa, Marta Boiza.

Prisión preventiva y embargo

Según pudieron establecer fuentes judiciales, la Justicia solicitó que el procesamiento se haga efectivo con prisión preventiva, pero la misma no pudo llevarse a cabo, porque el magistrado aún tiene fueros.

Es por esto que Bento sigue en funciones y cuenta hasta el momento con competencia electoral. El embargo establecido es de una suma de $177.610.000, en tanto por la causa contra su esposa, Boiza, los bienes embargados ascienden a los $149.173.600, confirmaron a Télam desde los tribunales federales.

Puigdéngolas trabaja junto al fiscal Dante Vega y anteriormente ambos ordenaron la inhibición de los bienes, propiedades y vehículos tanto de Bento como de su esposa y también imputada y de sus hijos Nahuel, Luciano y Facundo.

La causa

De acuerdo con algunas pruebas preliminares, se supone que el Juez con competencia electoral que formaba parte de una asociación, en conjunto con otros abogados, que se encargaba de sacar o disminuir la pena a presos. Este grupo también estaba compuesto por intermediarios entre ellos el ex despachante de aduana Diego Aliaga, secuestrado y asesinado hace un año, hecho del cual surgió la investigación inicial.

Hasta el momento, la causa tiene 24 imputados, de los cuales diez fueron detenidos, tres de ellos con prisión domiciliaria.